Arabia Saudí negocia la compra de la vacuna alemana del coronavirus

La farmacéutica Saudi Pharma busca cerrar un acuerdo para distribuir la vacuna de CureVac en varios países del Golfo Pérsico

Arabia Saudí ha puesto sus ojos en uno de los prototipos más prometedores de la carrera internacional de la vacuna del coronavirus que se producen en Europa. La farmacéutica Saudi Pharma ha comenzado a negociar con la compañía alemana CureVac para distribuir su futuro antígeno en los países del Golfo Pérsico, cuando reciba el visto bueno sanitario.

Las dos corporaciones han alcanzado un principio de acuerdo que todavía no es vinculante para llevar la inminente vacuna del coronavirus hasta Arabia Saudí. El objetivo es distribuir el antígeno posteriormente entre sus aliados de Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Bahrein y Omán, según ha publicado Bloomberg.

El gigante árabe ha apostado por una investigación que ha ganado enteros en las últimas semanas, tras demostrar científicamente que produce una respuesta inmune entre los voluntarios los primeros ensayos clínicos. Sus datos son optimistas aunque todavía está un paso por detrás de los avances de otras farmacéuticas como Pfizer, Moderna o Astrazeneca que ya han publicado los datos definitivos de eficacia y están a un paso de comenzar la comercialización en todo el mundo.

Saudi Pharma no ha querido desvelar todavía el coste financiero que supondrá la adquisición de las vacunas de Alemania y ha empezado la decisión definitiva al respaldo de las autoridades sanitarias. El Ministerio de Salud y la Autoridad de Alimentos y Medicamentos del Reino serán las encargadas de revisar todos los datos de los ensayos clínicos para dar luz verde a la operación.

La Unión Europea también confía en el éxito de CureVac

Arabia Saudí no ha sido la única gran potencia mundial que ha decido suministrar la vacuna alemana. La Unión Europea ya cerró hace dos semanas un acuerdo para reservar una partida de 225 millones de dosis del prototipo de CureVac. El bloque pagará 9,90 euros por cada inyección. Es el quinto contrato que suscribe con una compañía en su estrategia de para distribuir la vacuna entre todos los países miembro.

Este acuerdo se suma a los suscritos con Sanofi, Astrazeneca, Moderna o Pfizer. Una estrategia preventiva que permitirá a la Unión Europea lograr miles de dosis de reservas. El Gobierno de España confía en que dispondrá de 140 millones de unidades a lo largo del 2021.

CureVac triunfa con su investigación del ARN

Los expertos sanitarios han depositado muchas confianzas en el modelo alemán porque la farmacéutica lleva más de dos décadas investigando el potencial del ácido ribonucleico (ARN), un activo que funciona como mensajero de la información genética y que se ha presentado como el camino idóneo para conseguir una inmunización contra la Covid-19.

Otros grandes desarrolladores como Pfizer o Moderna también han optado por analizar esta línea de investigación en sus proyectos de la vacuna del coronavirus. Mientras que otros candidatos de la carrera internacional han apostado por vacunas inactivadas e incluso por nuevos diseños inhalados que saldrán más tarde al mercado.