Investigadores internacionales tratan de dar con un prototipo nasal de la vacuna contra el coronavirus

EEUU, Reino Unido y Hong Kong pugnan por lanzar la primera vacuna nasal de coronavirus

stop

Los investigadores buscan una alternativa a las vacunas de Pfizer, Astrazeneca y Moderna que no requiera inyecciones ni almacenarse a baja temperatura

Madrid, 11 de octubre de 2020 (16:03 CET)

Mientras las principales farmacéuticas del mundo, como PfizerAstrazeneca y Moderna, están inmersas en una carrera internacional por sacar al mercado una vacuna eficiente contra el coronavirus, algunas compañías ya piensan en una segunda generación de antígenos que se administrarán por vía nasal.

Científicos de Estados Unidos, Reino Unido y Hong Kong investigan este nuevo tipo de vacuna inhalada, que no requiere una inyección con una aguja, puede almacenarse a una temperatura normal y que no tiene que ser suministrada por profesionales sanitarios. Unas ventajas que puede revolucionar la lucha contra el coronavirus a largo plazo.

Los prototipos nasales atacan el virus en la nariz y la garganta, donde se encuentran las mucosas que protegen al ser humano de la mayor parte de los virus respiratorios. Un nuevo enfoque para atajar la infección en su punto de entrada y evitar que llegue a los pulmones.

La Universidad de Washington ha probado su éxito en ratones

Los investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, ya han obtenido éxito en sus primeras investigaciones con animales, al detectar una fuerte respuesta inmune en ratones de laboratorio, según ha publicado Bloomberg.

Se trata de un paso previo que ya han superado buena parte de las investigaciones internacionales sobre vacunas inyectadas convencionales, que ya han iniciado los ensayos clínicos con grupos masivos de personas.

Michael Diamond, especialista en enfermedades contagiosas de la Universidad de Washington ha explicado que la primera generación de vacunas protegerá a mucha gente, pero que las inhaladas jugarán un papel clave para “detener la transmisión comunitaria” de forma definitiva. 

La Universidad de Oxford también busca un prototipo nasal

La Universidad de Oxford, que lidera junto con la farmacéutica Astrazeneca uno de los proyectos más avanzados para la inmunización contra el coronavirus, también investiga una línea alternativa de vacunas que se suministren de forma nasal.

Su investigación pretende desarrollar una vacuna que se suministre a través de una boquilla con aerosol, un sistema que se utiliza habitualmente en los dispositivos para paliar los síntomas del asma.

 “No sabemos si funcionará bien, pero si lo hace, entonces podría ser muy importante”, ha explicado Robin Shattock, uno de los epidemiólogos del Imperial College de Londres.

Shattock ha subrayado la importancia de desarrollar esta nueva generación de vacunas que se dirigen directamente al sistema respiratorio. “Este es un virus que se transmite a través de su tracto respiratorio, por lo que si desea una vacuna que realmente prevenir la infección y la transmisión posterior desea tener un respuesta de anticuerpos en la nariz, en los pulmones ”, ha señalado.

Científicos de Hong Kong buscan una vacuna para el coronavirus y la gripe

Los científicos de la Universidad de Hong Kong también se han centrado en una nueva vacuna nasal contra el coronavirus, que buscan que sea efectiva de forma simultánea para inmunizar a la población contra la gripe común.

Tras superar con éxito las primeras fases con animales, el equipo de investigadores planea poner en marcha en el próximo mes los primeros ensayos clínicos con grupos reducidos de personas. Un paso fundamental para lanzar un medicamento de este tipo al mercado. 


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Hemeroteca

Coronavirus Rebrotes
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad