Aragonès prepara una ‘cumbre’ independentista un año después de las elecciones

El presidente de la Generalitat prevé reunirse en los próximos días con ERC, Junts y la CUP para recomponer relaciones y ofrecerá una conferencia sobre las perspectivas del secesionismo en 2022

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (d) acompañado por el vicepresidente del Govern y conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró (i), en el Parlarment / EFE

Reuniones de Pere Aragonès con todos los partidos independentistas –ERC, Junts y la CUP– y las entidades civiles a favor de la secesión cuando se acerca el primer aniversario de las elecciones catalanas. El president quiere escenificar la unidad rota desde hace meses, con el desplante de los anticapitalistas a los presupuestos de 2022 y su distanciamiento del Govern.

«El presidente quiere compartir con todas ellas, y también con las entidades, la situación política actual y especialmente las perspectivas para este 2022 y los tiempos venideros», ha explicado la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, en la rueda de prensa posterior al Consell Executiu de este martes.

Además, también se hará una conferencia que quiere emplazar «al encuentro entre las tres formaciones y a la vez también definirá como abordar los retos de futuro que tiene el país y el movimiento independentista», ha defendido la portavoz del Govern, Patrícia Plaja, en su ruda de prensa semanal tras la reunión del Consell Executiu.

Una CUP alejada del Govern

Plaja ha recordado que estos tres partidos fueron clave para la investidura de Pere Aragonès y que las elecciones del 14-F fueron la consecución de una mayoría independentista en votos: «Se acerca el primer aniversario, que permitieron una meta histórica como es superar el 50% de los votos».

La prueba de fuego de esta unidad fueron los presupuestos de 2022, que al final el Govern formado por ERC y Junts tuvo que aprobar con el apoyo de Catalunya en Comú a cambio de que ERC facilitara la aprobación de las cuentas del Ayuntamiento de Barcelona, ante la negativa de la CUP a aceptar los macroproyectos de los Juegos Olímpicos o el Hard Rock de Tarragona.

Las reuniones también se producen en pleno desconcierto sobre la hoja de ruta a seguir. Mientras desde ERC insisten en priorizar la mesa de diálogo con el Gobierno, Junts y la CUP piden que el Govern se levante de la mesa y se produzca un nuevo desafío al Estado. Los anticapitalistas quieren que se celebre un segundo referéndum.

Puerta cerrada a Aragón para los Juegos Olímpicos

La Generalitat también ha cerrado la puerta a unos juegos compartidos con Aragón. «Entendemos que Cataluña es quien ha de impulsar esta candidatura», pese a estar «abierta a colaboraciones» para celebrar pruebas que no se puedan celebrar en ningún rincón de la región, con lo que se relegaría el papel de la comunidad de Javier Lambán a una subsede.

Plaja ha dejado claro que el planteamiento de la Generalitat sobre los Juegos de Invierno está en una fase de consulta sobre eventuales «colaboraciones» ha evitado responder directamente sobre si el Govern de Pere Aragonès descarta una candidatura donde Cataluña se encuentre en el mismo nivel.

Pese a la discrepancia, la portavoz ha reconocido que la reunión entre Aragonès y Lambán en Balaguer servirá, entre otras cosas, para hablar sobre una posible candidatura conjunta. No será específica sobre esta cuestión, sino que también otros temas como la pandemia o los fondos covid Next Generation.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña