Bélgica pide a los médicos contagiados que vayan a trabajar ante el descontrol de la pandemia

La grave situación de la pandemia en Bélgica ha provocado que el personal sanitario contagiado por Covid que sea asintomático se vea obligado a trabajar

La pandemia de coronavirus en Bélgica está descontrolada. El promedio de contagios en la última semana de este país de tan solo 11,5 millones de habitantes es de más de 13.000 casos al día, según los datos del instituto nacional de salud pública Sciensano, lo que lo convierte en el segundo de Europa con peor situación epidemiológica, detrás de República Checa. Ante este panorama, algunos médicos que han dado positivo en las pruebas se han visto obligados a seguir trabajando siempre y cuando sean asintomáticos.

Esto es lo que ha ocurrido con el personal sanitario de algunos hospitales de Lieja, la tercera ciudad belga más grande y la que tiene mayor tasa de incidencia. El director de comunicaciones del Hospital Universitario de Lieja, Louis Maraite, aseguró en declaraciones a la CNN que lo le había “quedado más remedio”.

“Esto no supone un problema ya que están trabajando en unidades de coronavirus con pacientes que también dieron positivo”

“Esto no supone un problema ya que están trabajando en unidades de coronavirus con pacientes que también dieron positivo”, aclaró. En total, el porcentaje de trabajadores contagiados representan entre el 5 y el 10% de todo el hospital y, en el momento en el que alguno presente dolencias como fiebre o tos, les han pedido que no acudan a su puesto de trabajo.

Lo mismo ha ocurrido en otro hospital de la ciudad, CHC MontLégia. El portavoz del departamento de comunicaciones de este hospital privado indicó que el personal asintomático positivo trabajaba principalmente en las unidades Covid-19. No obstante, también en otras con pacientes no covid donde se ha desbordado la situación, exceptuando las plantas de geriátrica, neonatología y oncología, donde los pacientes están “particularmente vulnerable”.

El Ministerio de Salud belga alerta de que no hay suficiente personal

La asistencia de trabajadores positivos de Covid-19 está permitida “en condiciones muy estrictas porque no hay suficientes trabajadores sanitarios”, señaló a la cadena televisiva estadounidense la portavoz del Ministerio de Salud belga, Yves Van Laethem. “Tratamos de garantizar la seguridad de todos los pacientes”, agregó.

La situación en las unidades de cuidados intensivos peligra en Bélgica, igual que ocurre en España. Van Laethem advirtió que a menos que los ciudadanos cambien su comportamiento, las UCIs alcanzarán su capacidad de 2.000 pacientes en 15 días. El país ya está utilizando 1.000 de las camas intensivas. “Y Las admisiones hospitalarias y de cuidados intensivos se duplican cada ocho días”, añadió Van Laethem.

Por lo tanto, y en este escenario, Bélgica tomará la decisión de si imponer un segundo bloqueo antes de que termine esta semana. “Si no hay signos de desaceleración de ingresos hospitalarios, pueden ser necesarias medidas más estrictas”, conluyó la portavoz belga.