Cataluña relaja las restricciones en bares y restaurantes pero mantiene el cierre nocturno

La restauración catalana podrá abrir hasta las 17.00 a partir del 8 de marzo. La Generalitat mantiene el toque de queda y el cierre comarcal

Un bar cerrado al público en el Poblenou de Barcelona, en Cataluña, donde a partir del 16 de octubre de 2020 se han cerrado los bares y restaurantes | EFE/MP/Archivo

Un bar cerrado al público en el Poblenou de Barcelona, en Cataluña, donde a partir del 16 de octubre de 2020 se han cerrado los bares y restaurantes | EFE/MP/Archivo

El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha adelantado este jueves que la Generalitat mantendrá al menos durante la semana del 8 de marzo el cierre nocturno de los bares y restaurantes, pero flexibilizará las restricciones por el día. El sector ha reclamado la apertura continuada desde la primera hora del día hasta el toque de queda de las 22.00 horas.

El Procicat, órgano que hace recomendaciones sanitarias al Govern durante la pandemia del coronavirus, se ha reunido este jueves y la Generalitat ha anunciado nuevas medidas posteriormente. Pero Sàmper ya había confirmado que se permitirá que la restauración permanezca abierta desde la mañana hasta las 17.00 horas, lo que supone una leve relajación.

Desde hace varias semanas, los bares y restaurantes de Cataluña solo pueden servir en mesa por la mañana y el mediodía, y el resto de la jornada pueden operar pero solo con pedidos para llevar. Ahora esto cambiará levemente, al no haber restricciones de este tipo hasta las 17.00 horas, aunque desde luego sí se mantendrán en el horario nocturno.

El consejero ha confirmado también que se mantendrá el toque de queda entre las 22.00 y las 6.00 horas, así como el cierre comarcal en vigor actualmente. Con respecto a las tiendas y centros comerciales, que solo pueden abrir de lunes a viernes, el Departamento de Salud ha mantenido las mismas las medidas de momento.

Tanto los restauradores como los empresarios de los centros comerciales han reclamado a la Generalitat medidas más suaves ahora que la mayoría de los indicadores epidemiológicos de la Covid-19 están mejorando. No obstante, los expertos sanitarios aconsejan prudencia porque una desescalada muy rápida, avisan, puede derivar en una cuarta ola.

El Govern quiere “dar aire” a los sectores afectados

De la misma forma que se ha manifestado estos días el secretario de Salud Pública de Cataluña, Josep Maria Argimon, Sàmper ha apuntado a la necesidad de “dar aire” a los sectores más afectados por las duras restricciones puestas en marcha en Cataluña desde finales de otoño, aunque con algunos cambios aquí y allá en función de la evolución de la pandemia.

Yo, desde Interior, he dicho que hay una tensión social que hemos visto en las calles, y seguramente este aire del que habló el doctor Josep Maria Argimon colaborará a destensionar“, ha dicho en una entrevista con TV3 el conseller, que además ha afirmado que aún no hay un plan de la Generalitat de cara a la Semana Santa.

Lo único que es seguro es que en Semana Santa la frontera entre Cataluña y Valencia permanecerá cerrada, pues así lo acordaron los ejecutivos autonómicos esta semana.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.
Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña