Cataluña sufre el efecto Semana Santa: todos los indicadores del coronavirus se disparan

La velocidad de propagación y el riesgo de rebrote crecen al ritmo de febrero, mientras los pacientes siguen elevando la ocupación de las camas de las UCI

Personal sanitario del Hospital Parc Taulí de Sabadell (Barcelona) trabaja en la UCI para enfermos de COVID-19. EFE/Quique Garcia/Archivo

La cuarta oleada de contagios ya es una realidad en Cataluña. Todos los indicadores epidemiológicos han colocado a la comunidad autónoma en una fase acelerada de la pandemia con unas cifras que no se alcanzaban desde el mes de febrero en plena explosión de contagios. Diez días después de la celebración de la Semana Santa, la curva de la Covid-19 ha experimentado un brusco repute que anticipa una delicada situación en los próximos días.

Uno de los indicios más claros de este avance del coronavirus es el repunte de la velocidad de propagación de la enfermedad. En apenas 24 horas, el índice (Rt) se ha disparado 16 centésimas hasta los 1,19 puntos. Es decir, que cada centenar de infectados contagia la Covid-19 a otras 119 personas. Desde el lunes, la región estaba en una fase expansiva de la pandemia pero ahora el salto ha sido mucho más brusco que en ocasiones anteriores.

También ha crecido con fuerza el indicador que mide el riesgo de rebrote (EPG) que se ha disparado 47 puntos hasta los 304. Cataluña no superaba el umbral de los 300 desde el pasado 13 de febrero, hace exactamente dos meses. Entonces, estaba todavía padeciendo los efectos de la tercera oleada de contagios que provocaron una fuerte ocupación hospitalaria y un duro mapa de restricciones sociales en toda la autonomía.

La incidencia acumulada también ha repuntado, aunque con menor intensidad, hasta los 255 casos positivos por cada 100.000 habitantes. Son cinco más que la jornada anterior pero permiten mantener a Cataluña en situación de riesgo extremo para la salud pública establecido por el Ministerio de Sanidad. Madrid, Navarra y el País Vasco también han entrado en el mismo nivel de alerta.

El Departamento de Salud ha notificado 1.524 nuevos contagios y 23 fallecidos más en las últimas 24 horas. El balance total de víctimas mortales desde que se inició la crisis sanitaria ya alcanza los 21.557.

La presión hospitalaria continúa creciendo en Cataluña

El incremento de los contagios lleva semanas trasladándose a los hospitales catalanes. En las últimas 24 horas, la ocupación de las camas convencionales se ha elevado hasta los 1.751 pacientes. Son 28 personas más que en la jornada anterior.

El mayor foco de preocupación se encuentra en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) que albergan a 518 pacientes, lo que supone un incremento de 3 con respecto al lunes. A partir de la barrera de los 500, el protocolo sanitario obliga a reprogramar un importante número de operaciones quirúrgicas que no tengan carácter de urgencia para evitar el colapso del sistema.

Una profesional sanitaria trabaja en la UCI del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. EFE/Alberto Estévez/Archivo
Una profesional sanitaria trabaja en la UCI del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. EFE/Alberto Estévez/Archivo

El último informe del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias colocó a Cataluña como la segunda comunidad autónoma con una mayor presión asistencial en las áreas de críticos. Solo le supera Madrid que ya ha sobrepasado el umbral del 40% de camas ocupadas por pacientes de Covid-19 en las UCI.

Cataluña se aferra al avance de la vacunación para paliar la cuarta ola

Todos estos datos han sumido a Cataluña en la cuarta oleada de coronavirus, aunque en esta ocasión el contexto es diferente. El avance de los últimos meses en la campaña de vacunación anticipa que el impacto en el número de fallecidos será menor que en las fases críticas anteriores.

El Departamento de Salud ha informado de que un 20% de los catalanes mayores de 16 años han recibido ya al menos una de las dosis de la vacuna de la Covid-19. Se han suministrado 1.790.668 unidades desde que se inició la campaña. Más de 20.000 se administraron en las últimas 24 horas.

Un 92,3% de los usuarios de las residencias de mayores ya ha recibido la pauta completa de vacunación. El 85,5% de los mayores de 80 años ha recibido una de las dosis, sin embargo solo el 27,6% ha alcanzado la inmunidad definitiva con la segunda inyección.

Una enfermera atiende a una persona perteneciente al grupo de vacunación de mayores de 80 años en el CAP d'Horta de Barcelona. EFE/Enric Fontcuberta/Archivo
Una enfermera atiende a una persona perteneciente al grupo de vacunación de mayores de 80 años en el CAP d’Horta de Barcelona. EFE/Enric Fontcuberta/Archivo

También se ha administrado la primera unidad del fármaco al 82,6% de las personas con dependencia, el 77% del personal sanitario de los hospitales y los centros de atención primaria o el 66,1% de los trabajadores de carácter esencial, como policías o profesores.

El Departamento de Salud ha comenzado ya una campaña de llamamientos para iniciar la vacunación en las personas de 69 años. Se han enviado más de 40.000 mensajes telefónicos a los nacidos en 1952, que ya pueden citarse. Recibirán la nueva vacuna de Johnson & Johnson.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.