Cataluña supera los 25.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia

La comunidad autónoma protagoniza un nuevo récord semanal de contagios con todos los indicadores epidemiológicos disparados

Un enfermo de Covid-19 es llevado este domingo al edificio Delta del Hospital Universitario de Bellvitge, Barcelona, en donde se ingresan exclusivamente pacientes con sintomas o enfermos por la pandemia. EFE/ Andreu Dalmau

Cataluña supera los 25.000 fallecidos por coronavirus desde el arranque de la pandemia. En la imagen, el Hospital Universitario de Bellvitge, en Barcelona. EFE/ Andreu Dalmau

Cataluña no ve fin de la curva en la sexta oleada del coronavirus. La comunidad autónoma ha vuelto a protagonizar una nueva jornada de récord de contagios debido a la explosión de infecciones que ha provocado la entrada en escena de ómicron. Mientras que la cifra oficial de fallecidos ya ha sobrepasado la barrera de las 25.000 personas.

La actualización del Departamento de Salud ha revelado que el goteo de casos positivos continúa agravándose en la comunidad autónoma. En los últimos siete días, se han contabilizado 177.000 infecciones de Covid-19 en toda la región, lo que representa un nuevo máximo semanal. El resultado es una media de 25.336 casos al día.

Este aluvión de infecciones se ha traducido en nuevos ingresos. Los hospitales catalanes ya albergan a 2.524 pacientes de coronavirus, lo que supone 119 enfermos más que en el recuento realizado este jueves. El goteo de positivos sigue mermando poco a poco la ocupación de las camas.

La buena noticia de la jornada viene de la mano de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Por primera vez desde hace varias semanas, la ocupación ha invertido su tendencia, aunque las cifras siguen todavía en niveles de riesgo extremo. Actualmente hay 515 pacientes críticos en las áreas de observación, lo que supone ocho menos que el día anterior. Un total 324 permanecen intubados.

Los indicadores epidemiológicos mantienen su mala tendencia

A pesar de las buenas noticias que han llegado desde las zonas de críticos, los indicadores epidemiológicos no dan señales de que el fin de la sexta ola vaya a ser inmediato. Todos las herramientas para medir el avance de la pandemia han empeorado por segundo día consecutivo, después del descenso que protagonizaron las cifras durante los primeros días de enero.

El medidor del riesgo de rebrote (EPG) se ha disparado, por ejemplo, hasta los 4.699 puntos, lo que representa 319 más que ayer. Es el dato más alto que se ha registrado desde el inicio de la pandemia, debido a que también se están alcanzando las mayores cifras de contagios de todos los tiempos.

La velocidad de propagación también continúa elevándose, lo que aleja las posibilidades de abandonar el umbral de la fase expansiva de la pandemia. El indicador marca actualmente un valor de 1,15, lo que significa que cada vez que un centenar de personas se contagia puede infectar a otras 115.

La Generalitat abre la vacunación de refuerzo a los treintañeros

El recrudecimiento de estos indicadores pone en jaque la fase prevista para ir dejando atrás las principales restricciones adoptadas ya en Navidad. Aunque el fin del toque de queda está previsto para el 21 de enero, la Generalitat todavía no ha decidido qué hacer con las medidas impuestas sobre la hostelería o con el cierre del ocio nocturno.

Lo que sí que ha acordado la Conselleria de Sanidad es dar un paso más adelante en la campaña de refuerzo de la vacuna. La Generalitat permite desde este viernes que los residentes de entre 30 y 39 años puedan pedir cita para recibir la tercera dosis. El paso se ha dado un día después de que la Comisión de Salud Pública acordara abrir la estrategia a todos los adultos de más de 18 años a nivel estatal.

“Los últimos estudios internacionales muestran que la efectividad de la dosis de recuerdo frente a la hospitalización relacionada con la variante ómicron es de un 88%”, ha justificado el Departamento de Salud en un comunicado.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.