Cuixart visita a Puigdemont en Bélgica para trazar un plan «para volverlo a hacer»

El líder de Òmnium Cultural reivindica el papel de Puigdemont y su trabajo "desde el exilio" por la independencia y habla de "conjura" para conseguir hacer realidad la república catalana

La plana mayor del independentismo, con el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès (d), el presidente de JxCat, Carles Puigdemont (i), y el líder de ERC, Oriol Junqueras (d) y Jordi Cuixart (c), a la cabeza, asistieron este mediodía al acto de conmemoración del 60 aniversario de Òmnium Cultural en la población de Elna (Francia). EFE/Quique Garcia

La plana mayor del independentismo, con el presidente de la Generalitat de Catalunya, Pere Aragonès (d), el presidente de JxCat, Carles Puigdemont (i), y el líder de ERC, Oriol Junqueras (d) y Jordi Cuixart (c), a la cabeza, asistieron este mediodía al acto de conmemoración del 60 aniversario de Òmnium Cultural en la población de Elna (Francia). EFE/Quique Garcia

Ho tornarem a fer’ (lo volveremos a hacer) es uno de los eslóganes políticos más recurridos en las manifestaciones independentistas catalanas desde el pasado año 2017 cuando, tras la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) realizada por el entonces president de la Generalitat, Carles Puigdemont (y posterior suspensión) se iniciara todo el proceso judicial que culminaría con parte de la cúpula de ERC y Junts en prisión y otros, fuera del país.

‘Ho tornarem a fer’ encarna un sentimiento presente en varios sectores del independentismo, que abogan por la confrontación frontal con el Estado y por la unilateralidad. Podría entenderse como una suerte de «aviso a navegantes», una forma de recordar que se llevó a cabo un referéndum a pesar de los intentos del Gobierno de impedirlo, se declaró la independencia y se puede volver a hacer y es también una arenga hacia los sectores del independentismo más desencantado.

Uno de los adalides que canalizan este sentimiento es el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, una de las cabezas más visibles del independentismo y más vitoreadas durante la pasada celebración de los actos del 11 de septiembre en la capital catalana. Cuixart ha viajado a Waterloo para verse este viernes por primera vez con Puigdemont en Bélgica.

Según ha declarado el que ha sido uno de los indultados por el Gobierno de Sánchez, el motivo de la reunión ha sido el de «conjurase para volverlo a hacer, hacerlo juntos y no desfallecer hasta conseguir la República catalana«.

Cuixart ha valorado también en su intervención la figura de Puigdemont, «la importancia que ha tenido y la que sigue teniendo el exilio en la internalización del conflicto». Además, Cuixart se ha comprometido a colaborar «estrechamente» con el Consell per la República, órgano paralelo que preside Puigdemont de forma independiente al Govern de la Generalitat.

El líder de Òmnium ha subrayado también que la institución que lidera seguirá «luchando contra la represión» y asegura que está «convencido de la tenacidad del exilio y la demostración de como ni el exilio ni la represión ni la prisión son un límite para las aspiraciones nacionales del país».

Por su parte, Puigdemont ha valorado el fallo de la justicia belga, que declaró inconstitucional la ley de injurias a la corona por ir en contra de la libertad de expresión en el marco del juicio al rapero mallorquín Valtònyc, como un hito «histórico» que «coloca una distancia sideral entre las democracias europeas y el régimen español».

Andoni Berná Calvo