El Congreso aprueba la ley de eutanasia con la oposición de PP y Vox

La norma aprobada incide en que forma parte de un proceso sanitario, y rechaza que cada cual pueda aplicar una muerte asistida arbitraria

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la proposición de ley del PSOE, que despenaliza la eutanasia por primera vez en España y que ha contado con el voto en contra del PP y de Vox. La ley, que tiene el rango de ley orgánica, necesitaba la aprobación de la mayoría del Congreso, apoyos asegurados gracias a transacciones con EH Bildu, BNG, Más País, JxCat y ERC. 

El proyecto de ley se ha votado tras un duro debate sobre la vida, la muerte y el derecho de cada persona a poner fin a sufrimientos sin perspectiva de curación y mejoría. La norma ha conseguido un amplio respaldo en la cámara: 198 votos a favor, 138 en contra y 2 abstenciones. 

Algunos de los cambios que se han añadido sobre el texto inicial han incidido en reforzar que esta norma jurídica forma parte de un proceso de ámbito sanitario, y que no es un acto que cada cual pueda realizar de forma arbitraria. Además, se ha incluido un cambio en el Código Penal que detalla que la despenalización de la eutanasia siempre será de acuerdo a lo establecido en la nueva ley. 

La norma deberá aprobarse definitivamente en el Senado

Como estaba previsto, la norma jurídica solo ha contado con el voto contrario del PP y de Vox. Ciudadanos ha vuelto a desmarcarse del bloque de la derecha, y ha apoyado un texto que para Inés Arrimadas se posiciona a “favor de la libertad”: “No impone creencias, sino que respeta las creencias de cada uno”. 

Pese a ser una ley trascendental para el Gobierno, solo estaba presente en la bancada azul el ministro de Sanidad, Salvador Illa. La norma deberá pasar su último trámite en el Senado, donde será el próximo mes de marzo cuando la norma se apruebe definitivamente y convierta a España en uno de los pocos países del mundo donde esta práctica es legal. 

El líder de Más País, Íñigo Errejón, ha celebrado el paso histórico que ha dado España al apoyar esta polémica ley: “Hoy es un día para estar profundamente orgulloso de ser español porque es sinónimo de avance social y libertad”. ERC, que también ha apoyado la moción socialista, ha defendido la norma. La diputada republicana Pilar Vallugera ha asegurado que no se trata de una “ley de muerte, es una ley de vida”. 

PP y Vox esgrimen argumentos morales y llevarán la ley al Constitucional

En cuanto a sus detractores, tanto PP como Vox han incidido en la inconstitucionalidad de la norma y han esgrimido temas morales para justificar su rechazo. El diputado popular José Ignacio Echániz ha denunciado la “nocturnidad y alevosía” con la que el Gobierno ha tirado adelante la ley de eutanasia, al presentarla como proposición de ley del PSOE y no como iniciativa del Gobierno, y sin consulta al Consejo de Estado o al Comité de Bioética. 

Vox ha entonado mucho más duro, al asegurar que la “despiadada y legítima” ley la impulsan los “enemigos de España” y los “herederos” de los terroristas. La formación de Santiago Abascal, que ha anunciado que presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la norma, ha asegurado que se trata del mayor “ataque a las personas con discapacidad“.