Los ‘consellers’ críticos del ente regulador de TV3 piden explicaciones por los mensajes “despectivos” escritos por trabajadores

La televisión pública catalana emitió tuits "insultantes" de empleados de la casa, pese a estar prohibido por el Libro de Estilo de la CCMA

Captura del Més 3/24 donde se leen los mensajes ofensivos de trabajadores de TV3 / CCMA

Captura del Més 3/24 donde se leen los mensajes ofensivos de trabajadores de TV3 / CCMA

Nueva polémica con un medio de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), la empresa pública propietaria de TV3 y Catalunya Ràdio. Los dos consellers críticos del Consell Audiovisual de Catalunya –ente regulador de los medios catalanes–, Carme Figueras y Daniel Sirera, han pedido explicaciones a la televisión autonómica por mensajes “insultantes y despectivos” escritos por trabajadores del medio.

Figueras ha explicado a través de Twitter que ha solicitado “la comprobación del cumplimiento del protocolo requerido en 2017 a la CCMA de los mensajes a la audiencia, que prohibe aquellos “insultantes y despectivos”. También, “sobre manifestaciones públicas profesionales de informativos”, puesto que el libro de estilo prohibe a los periodistas que forman parte de la televisión y la radio el hacer manifestaciones públicas a favor del procés.

En la misma línea se ha pronunciado el otro conseller crítico del CAC, Daniel Sirera. El responsable ha pedido al ente regulador autonómico que analice si la CCMA ha incumplido “el acuerdo 98/2016 del Consejo, en el que se pedía una revisión a fondo de los protocolos de filtro de los mensajes que pasan por la pantalla de televisión para evitar, precisamente, cosas como ésta”.

Mensajes contrarios al Libro de Estilo de la CCMA

La polémica ha surgido a raíz de una información publicada por El Triangle. Según el semanario de información política, el Més 3/24 ha pasado por pantalla mensajes con opiniones políticas de la redactora de TV3 Núria Amat. La reportera ha subido a sus redes sociales mensajes con comentarios políticos o tomando partido ideológicamente, algo que contraviene lo estipulado en el Libro de Estilo de la CCMA.

“Estoy pensando que quemar un contenedor es quemar porquería, y este país está lleno, desde las cloacas del Estado a la Corona del Ibex”, expuso la reportera. Otro texto decía: “¿No sale hoy Felipe de Borbón a hacer ningún discurso? Las manifestaciones con disturbios la ha provocado él y los ladrones de su familia”. “Nos escandalizamos por los destrozos de la mani por la libertad de Pablo Hasél, pero no por los destrozos que provoca el 40% de paro juvenil entre jóvenes”.

Otras polémicas recientes de la televisión pública

Esta no ha sido la única polémica que ha afectado a la CCMA esta semana. Una intervención de la colaboradora habitual de la televisión y la radio públicas, Juliana Canet, ha caldeado las redes sociales al justificar la violencia como una respuesta “estructural” a las desigualdades del sistema. La influencer joven ha sido objeto de polémica por otras salidas de tono, como cuando escribió “puta España” en su cuenta de Twitter.

“No se queman contenedores por que sí, no se revientan cristales porque sí”, explicó Canet al asegurar que era “violencia justificadísima”. “Llevo 10 años saliendo pacíficamente a reclamar la independencia y nuestros políticos de aquí nos han traicionado y España nos ha ignorado”, ha defendido. Además, ha justificado su opinión a favorable a los disturbios por ser “hija de la crisis”.

No ha sido la única polémica, también se ha producido otra en el polémico programa Està Passant dirigido y presentado por Toni Soler. El copresentador Jair Domínguez entonó el “puta España” desde la televisión pública catalana, cuando tenía que entonar una popular canción catalana infantil. Este programa de supuesta sátira acumula muchas salidas de todo contra España, como cuando desearon a los jueces del procés que se atragantaran con turrón de Alicante.