China se vuelca contra el coronavirus con otra vacuna para diciembre

La empresa Sinopharm, con participaciones del Gobierno chino, se suma a CanSino Biologics, que este lunes anunció la primera patente de una vacuna en China

China continúa avanzando en la carrera por desarrollar la primera vacuna contra el coronavirus. Si este lunes el Ejecutivo chino anunció la llegada de la primera patente, este martes la empresa Sinopharm, con participación estatal, ha anunciado que tendrá lista su propia medicina “probablemente en diciembre”, e incluso ha llegado a ponerle precio: 121 euros. 

Así lo aseguró el presidente de China National Biotec Group, Liu Jingzhen, dirigente de una de las empresas que componen Sinopharm. El dirigente calculó que la vacuna costará 1.000 yuanes, o lo que es lo mismo, 121 euros.

La vacuna de Sinopharm ha entrado en la fase tres de su desarrollo, la cuál se está realizando en Emiratos Árabes Unidos (EAU), según explicó Jingzhen en declaraciones al periódico chino Global Times. Asimismo, aseguró que “no toda la población de China tendrá que vacunarse”, e indicó que las prioridades en el reparto irán enfocadas a trabajadores y estudiantes de grandes ciudades. 

En esta fase de la investigación se están analizando los datos de 320 voluntarios de entre 18 y 59 años; 96 participaron en la fase 1 y los otros 224 en la fase 2. Los resultados hasta la fecha han mostrado que la vacuna indujo de forma eficaz anticuerpos neutralizantes en los participantes, y demostró además una gran respuesa inmune, según se explica en un artículo de la publicación estadounidense The Journal of the American Medical Association

Sinopharm instaló el pasado junio un complejo farmacéutico en Wuhan, epicentro del coronavirus, para investigar y desarrollar su posible vacuna. El objetivo era, además, llegar a duplicar su producción en las instalaciones.

El 24 de junio, la compañía anunció el inicio de la fase de pruebas en EAU, uno de los trámites que deben cumplimentarse para el desarrollo de la vacuna. Precisamente, el mismo proceso que comienza ahora la biofarmacéutica CanSino Biologics, responsable de la primera patente concedida a una vacuna en China. 

Cinco candidatas más a la vacuna contra el Covid

La vacuna de CanSino Biologics, desarrollada conjuntamente con el Instituto Científico Militar chino, es hasta la fecha la más avanzada de las candidatas del gigante asiático. Esta medicina ha sido incluso testada en militares del Ejército de China después de que el investigador Chen Wei, responsable del proyecto, descubriera anticuerpos monoclonales neutralizantes que han presentado una gran eficiencia. La vacuna podría comenzar a producirse de forma masiva en el último trimestre del año, según explicó el propio Wei a la prensa local.

Hasta la fecha, China tiene cinco posibles vacunas que han llegado a la segunda fase de pruebas, por lo que se une a Rusia y EEUU como los países que más avances han presentado al respecto. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el desarrollo de una vacuna para su uso masivo tardaría entre 12 y 18 meses, por lo que su llegada a finales de año batiría las previsiones. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.