Estos son los coches que la DGT obliga a tener dos seguros

Para circular con determinados vehículos es necesario contratar un seguro adicional

Coches aparcados al aire libre. Pixabay.

Lo más habitual cuando se quieren transportar elementos voluminosos en el vehículo es introducirlos en el maletero. Sin embargo, en función de las dimensiones del maletero y del objeto en cuestión, es probable que esa no sea una opción viable. Es entonces cuando entran en juego alternativas como los remolques o las caravanas. No obstante, conviene tener en cuenta que lgunos de ellos requieren de un seguro específico, así como cumplir una serie de requisitos.

«Hay que asegurarse de que el vehículo en el que va a viajar cumple las condiciones necesarias para poder arrastrar una caravana o remolque», destaca la DGT. Para ello, recomienda comprobar la masa máxima remolcable del vehículo en la ficha técnica del vehículo, así como el peso que puede soportar detrás, ya que no todos los vehículos son aptos para poder cargar con una caravana.

En esta línea, la DGT remarca que para arrastrar una caravana o remolque es necesario añadir un enganche en la parte trasera del vehículo, una operación que debe llevarse a cabo en un taller y pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). El organismo también recuerda que el límite de velocidad para las caravanas es de 90 km/h en autopistas y autovías y a 80 km/h en convencionales.

Viajar con remolque o caravana

«Con el remolque las inercias y los esfuerzos que debe soportar el coche serán mayores, por lo que es importante que te anticipes a los imprevistos que puedan surgir en la carretera», indica la DGT a la vez que destaca que la longitud del vehículo es mayor y, por ello, a la hora de adelantar es necesaria una «mayor distancia entre los vehículos y una maniobra más larga».

También aconseja utilizar marchas cortas cuando el coche se encuentre en pendiente, lo que «beneficiará la seguridad de los pasajeros y hará que el motor no se dañe», y tener «especial cuidado» cuando soplen ráfagas de viento lateral, puesto que su peligrosidad se incrementa al llevar un remolque.

Asimismo, subraya que la «maniobra de marcha atrás en una caravana funciona al contrario que en un vehículo sin remolque, por lo que es recomendable que practique antes de salir a circular con ella».

¿Cuándo se debe contratar un seguro adicional?

El factor que determina si una caravana o remolque requiere de un seguro adicional es la masa máxima autorizada (MMA). Si tiene un peso inferior a los 750 kg no será necesario contratar un seguro extra, ni un permiso adicional para poder circular con el remolque o caravana.

Por tanto, será suficiente con el permiso B, siempre que el peso conjunto del coche y el remolque o caravana no supere los 3.500 kg. Tampoco será necesario su matriculación, sino que bastará con llevar en el lugar indicado y bien visible en la parte posterior la matrícula del coche que remolque de ella.

No obstante, si la MMA es superior a los 750 kg, se deberá contratar un seguro extra para circular con el remolque. Asimismo, este deberá estar matriculado y portar en la parte posterior la matrícula propia del remolque, de color rojo, y la del vehículo que la transporta.

Asimismo, será necesario contar con la autorización B96, que permite transportar este tipo de remolques, siempre que el conjunto no sobrepase los 4.250 kg. Pues, a partir de ese límite será necesario contar con el permiso B+E.

Avatar