Las diferencias salariales entre los MIR de toda España

Los médicos internos residentes (MIR) que más cobran son los de Ceuta y Melilla por los complementos y trato fiscal que reciben en estas ciudades autónomas

Los médicos internos residentes (MIR) que más cobran de España son los de Ceuta y Melilla. En su primer año de residencia, reciben una remuneración media anual de 26.795 euros brutos (23.481 netos) sin contabilizar las guardias, según un estudio realizado por el Sindicato Médico de Granada-Sindicato Médico Andaluz correspondiente al ejercicio de 2019.

Esta retribución superior en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla obedece al complemento de residencia, a un tratamiento fiscal más beneficioso y a la reducida oferta de plazas. Por motivos similares, los destinados en centros sanitarios de Canarias también reciben importes sensiblemente superiores a la media española. Curiosamente, los de Baleares no se benefician de la insularidad y ocupan la parte media de la tabla.

Sus homólogos de la península y Baleares deben conformase con salarios más bajos aunque existen notables diferencias entre comunidades.

Según el mencionado estudio, exceptuando las ciudades de Ceuta y Melilla, la retribución media anual de los MIR españoles en su primer año de residencia es de 16.506 euros brutos (14.346 netos) sin contabilizar las guardias.

Sin tener en cuenta a los de Ceuta y Melilla, los que más cobran son los de Canarias (18.511 euros brutos, 15.398 netos) a causa de la bonificación por la insularidad. Y los que menos, los residentes en los centros de Navarra (15,516 brutos, 13.631 netos).

Solo en cuatro comunidades superan una retribución anual en el primer año de residencia superior a los 17.000 euros brutos: además de Canarias, en Murcia, Valencia y Galicia.

La retribución que más se repite es la de 15.616 euros brutos (13.931 netos) de las comunidades de Asturias, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid y la Rioja. En Cataluña es algo superior, 16.505 euros brutos (14.381 netos).

Final del ciclo

Cuando alcanzan el límite de cinco años de residencia, la retribución media de los MIR españoles alcanza los 22.678 euros brutos anuales (18.319 netos) sin contabilizar guardias. En este caso, los canarios también son los mejor pagados (24.756 euros brutos, 19.718 netos) y los de Castilla-La Mancha, los que ocupan la última posición (21.550 euros brutos, 17.496 netos).

Las guardias suponen una parte importante de la nómina. Sin embargo, no todos los residentes las realizan ni muchos menos en el mismo número.

Según el estudio, la retribución media anual de los MIR con guardias, durante el primer año de residencia, es de 2.248 euros brutos (1.734 netos). Los importes oscilan entre un máximo de 2.478 euros brutos mensuales de Balares y un mínimo de 2.090 euros brutos de Madrid. Respecto a los importes netos, estos oscilan entre 1.914 euros mensuales del País Vasco y los 1.632 euros de Castilla-León.

Cuando llegan a los cinco años de residencia, la retribución media con guardias de los MIR españoles alcanza los 3.171 euros brutos mensuales (2.330 netos). Los importes oscilan entre los 3.559 euros brutos mensuales (2.578 netos) de Castilla-La Mancha y los 2881 euros brutos (2.149 netos) de Extremadura. Por los costes sociales aplicados, resulta que los aragoneses cobran 17 euros brutos mensuales más que los extremeños aunque ingresan un euro menos en el neto. Por lo tanto, ocupan la última posición.

Los MIR están protagonizando movilizaciones en diversas autonomías. En Madrid suspendieron la huelga a mediados de agosto después de alcanzar un acuerdo con el gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Los de la Comunidad Valenciana mantienen las protestas y, los de Cataluña, finalizan este miércoles una huelga de tres días. Sin embargo, amenazan con otra de cinco días para la semana próxima. En Canarias se lanzó un preaviso de huelga para forzar la negociación. Los sindicatos no descartan un paro de todos los MIR de España antes de finalizar este año por motivos retributivos, laborales y de formación.