El caos jurídico del toque de queda obliga al Tribunal Supremo a mover ficha

Canarias recurre el rechazo de la Justicia autonómica y forzará al alto tribunal a sentar jurisprudencia en toda España

El Tribunal Supremo va a tener que tomar cartas en el asunto para solventar el caos jurídico que han desencadenado los planes de restricciones de cada comunidad autónoma tras el fin del estado de alarma. El Gobierno de Canarias ha anunciado este domingo que recurrirá la decisión de la Justicia autonómica de tumbar la prórroga del toque de queda en el archipiélago, lo que forzará una respuesta del alto tribunal.

Era una posibilidad que el Gobierno de Pedro Sánchez ya previó cuando decidió acabar con el paraguas constitucional y devolver a las comunidades la potestad para decidir sus propias herramientas de control de la pandemia. Las críticas de los presidentes autonómicos forzaron al Consejo de Ministros a aprobar in extremis un real decreto para permitir a las regiones acudir al Supremo mediante un recurso de casación de urgencia, en caso de que no obtuviesen el visto bueno en los tribunales autonómicos.

El Ejecutivo de Ángel Víctor Torres ha sido el primero en tomar este camino, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias haya acabado con sus planes de restricciones. Los jueces han rechazado la propuesta para mantener la limitación nocturna de la movilidad porque consideran que está “injustificada” y entra en contradicción con algunos de los derechos fundamentales recogidos en la Constitución, como el de igualdad ante la ley, libertad o libre circulación.

El veredicto de los jueces explica que las autoridades autonómicas disponen de otro tipo de instrumentos jurídicos para garantizar que no se ponga en peligro la salud pública, sin tener que prohibir a los ciudadanos que salgan de sus domicilios. Aunque sí que ha dado luz verde a las limitaciones de asistentes en los encuentros sociales o los controles de aforo en los lugares litúrgicos.

Sin embargo, el Ejecutivo Canario ha hecho caso omiso a sus instrucciones. Ha aprovechado la vía que dejó abierta el Gobierno de Pedro Sánchez para trasladar sus quejas hasta el Tribunal Supremo y ha anunciado a la ciudadanía que las restricciones se mantendrán hasta que haya un nuevo pronunciamiento de la Justicia. Por lo tanto, los canarios siguen sin poder salir de sus domicilios pasadas las 23:00 horas.

Canarias ha sido la primera comunidad en utilizar este recurso de casación de urgencia pero no la única que se ha llevado un varapalo judicial. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco ya echó por tierra también los planes de Íñigo Urkullu para mantener el toque de queda más allá de este 9 de mayo. Sin embargo, el lehendakari decidió acatar la decisión y no elevar la causa a otro órgano judicial.

No es la primera vez que la Justicia vasca mantiene un camino alternativo. El mismo tribunal ya decretó en plena tercera oleada de contagios la reapertura de todos los bares y restaurantes ubicados en la zona roja de peligro por la alta incidencia acumulada. Una decisión que ningún otro estamento judicial se ha atrevido a cuestionar durante la pandemia.

Castilla y León espera al Supremo para decretar el toque de queda

Algunas comunidades autónomas han apostado por otra hoja de ruta. En lugar de publicar un plan de restricciones y esperar una respuesta judicial, aguardarán a que el Tribunal Supremo se pronuncie de forma definitiva para tomar una decisión. Es el caso de Castilla y León que también estudia imponer el toque de queda pero que no ha movido ficha hasta la fecha.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea. EFE

El vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, ha comunicado este domingo que contemplan solicitar la limitación de la movilidad por las noches para frenar el avance de la Covid-19, aunque no quieren dar pasos en falso. “Si llegara ese caso, veríamos, pero antes hay que esperar a lo que diga el Supremo”, ha expresado el líder de Ciudadanos.

El número dos de Castilla y León se ha mostrado muy crítico con la decisión de Pedro Sánchez de delegar estas funciones en el Tribunal Supremo, en lugar de extender el estado de alarma para dar cobertura a las comunidades autónomas e incluso ha llegado a pedir su dimisión si finalmente los tribunales le llevan la contraria. “No se puede subcontratar a los jueces. Es una irresponsabilidad”, ha enfatizado.

El toque de queda de Baleares y la Comunidad Valenciana, en el aire

La decisión del Tribunal Supremo servirá para crear jurisprudencia en toda España, con el objetivo de unificar los criterios de los jueces después de esta primera oleada de solicitudes dispares. Si finalmente avalan el uso del toque de queda como una medida para contener la pandemia, Canarias podría mantenerlo sin problemas. E incluso el País Vasco podría sumarse a la iniciativa para implantarlo también en su territorio.

Sin embargo, el lado hacia el que caiga la balanza también puede generar otros efectos adversos. Si la respuesta del alto tribunal es negativa los damnificados serán la Comunidad Valenciana y Baleares. Las dos regiones han decidido también extender la prohibición de moverse libremente por la noche en sus regiones pero, en su caso, los tribunales autonómicos les han dado luz verde. Si el Supremo decidiese tumbarla, estarían a merced de que cualquier sector social presentase un recurso para acabar con la medida.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.