El Gobierno diseña un sistema de cotización por tramos para los autónomos

El plan incorporará varios tramos de renta para que los trabajadores por cuenta propia puedan reflejar realmente lo que ingresan

El Gobierno de Pedro Sánchez ha ideado una nueva fórmula para que los autónomos coticen por sus ingresos de forma real. Un plan que incorpora diferentes tramos de renta y que persigue poner fin a las dificultades que tienen los trabajadores por cuenta propia para obtener una pensión digna cuando finalizan sus carreras profesionales.

El nuevo método incorpora hasta siete tramos distintos de renta. El primero englobará a los trabajadores que declaren menos de 12.000 euros al año de ingresos. La misma barrera que actualmente aglutina a los autónomos que cotizan la base mínima, según ha publicado la Cadena Ser.

A partir de ahí, se establecerá una escalera de niveles con tramos que todavía tienen que concretarse. En función de la renta de los empleados por cuenta propia, las tributaciones a la Seguridad Social se irán incrementando hasta un tope de 45.000 euros anuales.

El plan que ha diseñado el Gobierno contempla incluso que los autónomos puedan fijar tipos negativos, cotizando más de lo que ingresan. De esa forma, recibirían una devolución de dinero cuando presentasen sus cuentas.

El 85% de los autónomos de España tributa la base mínima

El objetivo del nuevo sistema es garantizar que los autónomos que actualmente cotizan las bases mínimas, pero ingresan más dinero, declaren lo que les corresponda. Actualmente, un 85% de los trabajadores por cuenta propia está acogido a esta modalidad que implica una renta inferior a los 944 euros al mes.

Su baja cotización provoca que cuando se jubilan sus pensiones sean tan bajas que muchos requieran acceder a un complemento salarial para poder salir adelante. Las asociaciones de autónomos llevan tiempo alertando sobre esta descompensación y pidiendo a los trabajadores que aumenten sus cotizaciones para poder acceder a un subsidio mejor al final de sus trayectorias profesionales.

La Seguridad Social y la Agencia Tributaria han comenzado ya a cruzar sus bases de datos para obtener toda la información necesaria para poner en marcha el plan que todavía tiene que terminar de pulirse. La medida afectará a cerca de tres millones de personas en España que actualmente están dadas de alta como trabajadores autónomos.