El paro registra el menor descenso desde 2013

La tasa de desempleo finaliza el año en el 13,78%, seis décimas menos que en 2018 y el menor retroceso desde 2009

El empleo continúa mostrando algunos de los peores datos de los últimos años, confirmando la ralentización del mercado laboral. Según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el paro descendió en 2019 en 112.400 personas, lo que significa un descenso del 3,4% respecto a 2018, el menor desde 2013 cuando el desempleo disminuyó en 85.400 personas. 

De esta forma, la tasa de paro se situó en el 13,78% a final de año, seis décimas menos que en el anterior y el nivel más bajo de los últimos once años. En total, el número de desempleados en España es de 3.191.900 personas. 

A lo largo del año se crearon 402.300 empleos, esto es, una subida del 2,06% respecto al año anterior, por lo que se cerró el año con un total de 19.966.900 ocupados. En el último trimestre, el número de ocupados se incrementó un 0,47%, en 92.600 personas, lo que lo convierte en uno de los mejores desde 2009, en plena crisis económica. 

El crecimiento del empleo en el trimestre vino impulsado principalmente por la contribución del sector Servicios -con 83.000 puestos de trabajo más- gracias en especial a la campaña de Navidad, que anualmente aporta buenas cifras al rendimiento. También destaca el crecimiento en el sector de la Agricultura (47.600 empleos) y en el de Construcción (14.000).

Entre octubre y diciembre, la ocupación aumentó en 67.900 trabajadores en el sector privado y en 24.700 personas en el público. En el balance anual, la brecha entre ambos se aumenta: durante 2019, el número de empleos privados se aumentó en 360.000 contribuyentes frente a 42.300 en el público.

Siguiendo el tipo de contrato, el número de asalariados aumentó en el trimestre en 56.200 personas. El crecimiento se intensificó en los contratos indefinidos, con 134.700 más, mientras que los contratos temporales, por su parte, disminuyeron en 78.600. En términos anuales, los asalariados crecieron en 392.500 personas respecto al año anterior. 

También el número de autonómos se incrementó tanto en el trimestre (34.300 trabajadores por cuenta propia más) como en el año (7.500 personas). El número de activos, por su parte, se incrementó en el trimestre en 70.100 personas hasta alcanzar un total de 23.158.800. Esto incrementa la tasa de actividad en dos centésimas hasta el 58,74%, lo que significa que en el último año se ha incrementado la población activa en 290.000 personas. 

Andalucía, la comunidad en la que más baja el paro

Andalucía volvió a ser, un trimestre más, la comunidad autónoma que presentó uno de los mejores datos de empleos. Entre octubre y noviembre se redujo el número de parados en 41.900 personas. Le siguen Canarias, con una reducción de 22.100 desempleados, y Cataluña, con 16.300 parados menos. 

Por el contrario, Murcia, con 15.200 desempleados, fue la comunidad que presentó la peor variación trimestra, seguida de Baleares, que cerró el año con 7.500 parados más. 

En términos anuales, Cataluña asciende al primer puesto con 45.600 desempleados menos. Le siguen Comunidad de Madrid, con 43.800 personas y Canarias con 10.800 parados menos.