El PNV se enfrenta a Robles: no quiere más cuarteles en el País Vasco

Desde el Ministerio de Defensa insisten en que el acuerdo obliga a buscar un nuevo emplazamiento al cuartel de Loyola: "Está garantizado"

El PNV ha conseguido de Pedro Sánchez lo que Mariano Rajoy le negó: la cesión del cuartel donostiarra de Loyola, que pasará a ser propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián para su expansión urbanística. El presidente desafía a Defensa a cambio del ‘sí’ del PNV a los Presupuestos y los vascos lanzan el órdago de no querer fijar otro enclave para alojar al Ejército en el País Vasco. 

La letra pequeña del acuerdo establece que se creará una comisión bilateral para que durante 2021 se “culmine” la enajenación al consistorio del cuartel de Loyola. Los dos ejecutivos tendrán que fijar al respecto un precio “en base a los aprovechamientos que se obtengan de su recalificación”, según refleja la enmienda presentada por el PNV. 

La justificación de la formación abertzale alude a la escasez de suelo en San Sebastián para su desarrollo urbano y necesidades residenciales. “Con una superficie de 20 hectáreas constituye el único suelo apto para la construcción de un eco-barrio de dos mil viviendas”, explican sobre el proyecto del consistorio para la zona.

Sin embargo, fuentes del PNV también esgrimen esta misma razón para no reubicar al Ejército en San Sebastián. “No hay terreno para construir”, responden sugiriendo que podrían realojarse en otro municipio. 

Fuentes del PNV explican, además, que el acuartelamiento se encuentra, en la actualidad, “en una capacidad inferior”, “sino casi vacío”. Unas palabras que la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, desmiente asegurando que las alternativas ofrecidas por el Ayuntamiento de San Sebastián no reunían las condiciones necesarias de seguridad y habitabilidad. 

“El realojamiento está garantizado”

Desde el Ministerio de Defensa insisten en que el acuerdo obliga a buscar un nuevo emplazamiento para el regimiento ‘Tercio Viejo de Sicilia’ y los militares ahí destinados. “El realojamiento está garantizado”, comentan. 

Los populares dieron esta semana la voz de alarma comvencidos de que no habrá cambio después de que el alcalde donostiarra, Eneko Goia, se desentendiera de la operación. “No estamos hablando ni de la reubicación, ni que el ayuntamiento tenga que buscar otro sitio ni nada por el estilo”, afirmó.

El líder del PP vasco, Carlos Iturgaiz, denunció en sus redes sociales: “Defensa cede al PNV la salida del Ejército de San Sebastián. PNV y Sánchez borran la presencia de España en el País Vasco mientras Bildu tumba el régimen. Hoy el País Vasco es menos España por el pacto PNV-PSOE”.

La entrega del cuartel de Loyola se ha negociado a expensas de Defensa, que hace dos semanas rechazó en el Senado su entrega. “Los cuarteles de Loyola son de vital importancia para el desarrollo de las funciones atribuidas a las Fuerzas Armadas, están plenamente operativos y las ubicaciones alternativas propuestas no han cumplido los requisitos mínimos para su traslado. No están en absoluto infrautilizados y requerimos por ello el traslado en unas condiciones adecuadas”,  señaló Casteleiro.

El PNV, por su parte, respondió entonces que dicho cuartel representa “una especie de anacronismo”. Lo cierto es que el PP llevaba años negándose a dicha cesión solicitada siempre desde el PNV para sacar las cuentas públicas adelante.