El PP exige a Calvo y Redondo explicaciones por querer controlar a los medios

Los populares denuncian el peligro que supone atribuirle al Gobierno la "potestad de decidir qué es una noticia falsa o verdadera"

El PP ha salido en tromba contra la propuesta del Gobierno para controlar las noticias falsas, las llamadas ‘fake news’, y evitar así la “desinformación”.

El principal partido de la oposición ha pedido la comparecencia urgente de la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y del director del Gabinete de Presidencia, Iván Redondo, y ha tildado de “escándalo” la propuesta. 

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha criticado que el Gobierno quiera atribuirse la “potestad de decidir qué es una noticia falsa o verdadera”.

El grupo parlamentario en el Congreso ha registrado dos solicitudes con la finalidad de que ambos den explicaciones sobre este asunto.

La formación ha solicitado que Carmen Calvo acuda a la Comisión Constitucional del Congreso y que Iván Redondo lo haga ante la Comisión para la Auditoría de la Calidad Democrática, la Lucha contra la Corrupción y las Reformas Institucionales y Legales. 

Una comisión con altos cargos de Sánchez

La “comisión permanente contra la desinformación” que prepara el Gobierno estará controlado por Iván Redondo, el director del gabinete de Pedro Sánchez, y también por Miguel Ángel Oliver, secretario de Estado de Comunicación. 

La decisión la tomó La Moncloa en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional el pasado 6 de octubre pero no fue recogida por el BOE hasta este 5 de noviembre.

Lo que el Ejecutivo de Sánchez ha confirmado este jueves en el BOE es una estrategia de actuación contra la desinformación, grosso modo, más allá de las redes sociales, donde este año todas las corrientes ideológicas y políticas se han lucido esparciendo información inexacta o malintencionadaLa Moncloa pretende hacer cómplices a los medios de comunicación, la academia, el sector tecnológico y la sociedad civil.

El BOE explica que esta comisión permanente contra la desinformación “se establece para facilitar la coordinación interministerial a nivel operacional en este ámbito” y será coordinada por la Secretaría de Estado de Comunicación (dirigida por Oliver y dependiente del gabinete que controla Redondo) y dirigida por el Departamento de Seguridad Nacional, que a su vez también es coordinado por Redondo y dirigido por Miguel Ángel Ballesteros.

El control informativo: una obsesión del Gobierno

La pretensión del Gobierno por controlar la información viene del inicio de la pandemia. A través del CIS de Tezanos, preguntó lo siguiente:”¿Cree usted que en estos momentos habría que prohibir la difusión de bulos e informaciones engañosas y poco fundamentadas por las redes y los medios de comunicación social, remitiendo toda la información sobre la pandemia a fuentes oficiales, o cree que hay que mantener libertad total para la difusión de noticias e informaciones?”. 

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), la Plataforma en Defensa de la Libertad de Información (PDLI) y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) han rechazado categóricamente cualquier límite a la libertad de información al margen de los establecidos por la ley y han deplorado el “globo sonda” del CIS por planter la censura a los medios.