El PSOE pide a Pedro Sánchez que pare los pies a Irene Montero

El PSOE pide por carta a Sánchez frenar la 'Ley Trans' de Irene Montero.

El feminismo socialista vuelve a la carga contra los postulados de la ministra de Igualdad, Irene Montero. La corriente encabezada por Carmen Calvo y secundada por la exdiputada del PSOE, Ángeles Álvarez, no tira la toalla y reclama por carta a Pedro Sánchez que pare los pies a la dirigente de Podemos y no lleve al Congreso la ‘Ley Trans’, conocida como ‘Ley para la Igualdad Plena y Efectiva de las Personas Trans’.

Según ha podido saber Economía Digital, Montero busca registrar la norma en el Congreso lo antes posible y desde el PSOE siguen de cerca la medida, que en estos momentos se encuentra en fase consulta pública abierta. Históricas dirigentes como Amelia Valcárcel, Laura Freixas, Marina Gilabert, Alicia Miyares, Rosa María Rodríguez Magda, Victoria Sendón de León, Juana Serna, se sumaron a la misiva que Álvarez envió a Moncloa para pedir al presidente que no abandone el feminismo secular, una posición que siempre ha asumido el socialismo en España.

En resumidas cuentas, la dirigente de Podemos pretende aprobar una ley para que las personas transexuales puedan modificar su nombre y sexo en sus documentos oficiales sin necesitar informes médicos, como sucede en la actualidad.

Además, Montero también recoge en su norma que los menores de edad puedan rectificar el sexo en el Registro Civil sin el consentimiento de sus padres. Una propuesta que enfada produndamente en el PSOE y entre los colectivos de padres.

La carta enviada a Sánchez asegura que la ‘ley Montero’ confunde “sexo y género”, al mismo tiempo que “pretende introducir conceptos ambiguos y jurídicamente inseguros como identidad de género o género sentido”, es decir sin necesidad de acudir al médico. La norma “colisiona con las leyes de igualdad y de violencia de género, y condiciona aspectos y olvidos en las leyes de libertad sexual o de protección de la infancia, como algunos juristas vienen apuntando”, señalan en la carta. 

Las socialistas exigen a Sánchez en su misiva que se convoque un ‘cónclave’ compuesto por asociaciones feministas, LGTBi y expertos del ámbito médico y jurídico antes de que se registre como proposición en el Congreso de los Diputados.

No es la primera vez 

Lo cierto es que no es la primera vez que las socialistas se enfrentan contra la ministra de Igualdad. Ya el pasado 8 de marzo con motivo de la manifestación a la que asistieron varios ministros con guantes, pese a no haber dado el Gobierno a conocer todavía el coronavirus en España, Montero promovió desde Igualdad el siguiente lema: “sola y borracha quiero llegar a casa”

Las socialistas advirtieron del “sesgo radical” respecto a algunas posiciones que proyecta la dirigente de Unidas Podemos con ciertas políticas que dividen a las figuras tradicionales del partido, favorables a elevar las políticas de género y enseguida atacaron con la publicación de un argumentario para contrarrestar el mensaje de Montero. 

Aunque el choque más evidente entre socialistas y morados a raíz de este asunto surgió en unas jornadas celebradas en Gijón en julio del año pasado. La filósofa cercana al PSOE, Amelia Valcárcel, dijo que la teoría Queer era “un troyano” que pretendía destruir el feminismo desde dentro.

Enseguida la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) que, precisamente, presiden la cercanas a Podemos, Boti García, directora general de Diversidad Sexual y Beatriz Gimeno, al frente del Instituto de la Mujer, llevaron a cabo una recogida de firmas en contra de las jornadas y las ponentes del PSOE. 

El enfrentamiento entre PSOE y Podemos respecto a este asunto aumenta conforme avanza el desarrollo de la ley promulgada por Montero. El malestar también ha llegado a las asociaciones que piden al Gobierno de coalición “entendimiento” para llegar a un acuerdo. 

La misiva entregada este viernes en Moncloa sitúa a Pedro Sánchez como árbitro frente a su partido y el de su socio de coalición, Pablo Iglesias. Desde el PSOE esperan una respuesta por parte del presidente “en los próximos días”.