El veto alemán a Baleares provoca una diáspora de turistas

Miles de ciudadanos que se encontraban fuera de sus países están tratando de regresar apresuradamente ante el aumento notable de casos de coronavirus

Los turoperadores alemanes han cancelado los viajes programados a las islas Baleares, según ha apuntado este sábado la Asociación Alemana de Turismo (DRV), tras la decisión del gobierno alemán de incluir a toda España —salvo las islas Canarias— en la lista de zonas de riesgo por los brotes de covid-19. Esto ocurre después de que España lleve dos días reportando prácticamente 3.000 nuevos contagios diarios por el virus.

La posibilidad de un tramo final del verano sin apenas turistas alemanes ha activado una nueva alerta roja en el sector, que sobrevive raquítico a causa de las restricciones por la pandemia. De hecho, ya sufrió un varapalo similar hace semanas con la decisión del Reino Unido de establecer cuarentena obligatoria para los viajeros procedentes de España.

El turoperador alemán TUI es un ejemplo y ha cancelado todos sus viajes organizados a España hasta el 24 de agosto. “Con gran pesar cancelamos todos los viajes organizados de forma inmediata”, asegura en un comunicado el mayor turoperador del mundo. La empresa ofrece cambios de destino a quienes aún no han comenzado sus vacaciones ya reservadas, así como adelantar el regreso a los viajeros alemanes que se encuentran con alguno de sus paquetes vacacionales en España, como indica la agencia Efe.

La segunda oleada de casos no solo está afectando a España, sino también a múltiples países europeos. Por ello, miles de ciudadanos que se encontraban fuera de sus países —sobre todo por turismo— están tratando de regresar apresuradamente ante el aumento notable de casos de la Covid-19 y las medidas restrictivas, sobre todo de cuarentena, impuestas por diversos gobiernos para intentar frenar lo que parece una segunda ola generalizada de la pandemia.

Países como Francia, Reino Unido, Alemania o España son algunos de los más afectados —ya sea se forma activa o pasiva— por las nuevas medidas, que pueden generar un movimiento masivo de personas, muchas de las cuales habían decidido desplazarse a pasar unos días de vacaciones y ahora temen quedarse confinadas en su lugar de destino, o bien soportar una cuarentena estricta a su regreso a casa.

Los datos de la OMS no invitan al optimismo

Los datos publicados este sábado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación con la evolución de la pandemia no invitan en absoluto al optimismo, sino que, por el contrario, fundamentan estas disposiciones.

De acuerdo con la OMS, los casos de Covid-19 en el planeta alcanzaron hoy la cifra de los 20,9 millones, mientras que los fallecidos son 760.774. En las últimas 24 horas se registraron en el mundo 286.000 nuevos casos, cifra que se aproxima al máximo registrado el 1 de agosto (297.000), pero preocupa la cifra de nuevos fallecidos notificados hoy sábado, que podrían superar la barrera de los 10.000.

Miles de británicos se apresuran a salir de Francia 

La decisión del Reino Unido de imponer una cuarentena obligatoria a todos los ciudadanos procedentes de Francia ha generado que miles de turistas británicos hayan adelantado el regreso de sus vacaciones para evitar la medida, que entró hoy en vigor.

Desde esta madrugada, cualquier persona que provenga de Francia tendrá que guardar una cuarentena de 14 días, una medida que también se aplica a los viajeros que regresen o visiten el Reino Unido desde los Países Bajos, Mónaco, Malta, las islas de Turcos y Caicos y Aruba. El ministerio británico de Sanidad comunicó ayer, viernes, 1.441 nuevas infecciones, frente a los 1.009 positivos en veinticuatro horas de la jornada anterior.

Malestar de Francia por la decisión británica 

Las autoridades francesas han expresado su malestar por las medidas adoptadas por el Gobierno británico y ya han manifestado que actuarán “rápidamente” y con criterios “de reciprocidad”, cuyo contenido y forma se están estudiando, según indicó el Ministerio francés de Exteriores.

A corto plazo, las restricciones impuestas por Londres van a perjudicar en primer lugar al sector turístico francés, que se va a ver privado el resto del verano de buena parte de los visitantes británicos, sabiendo que justo cuando se anunció la cuarentena había unos 160.000 en Francia.

Bélgica podría sumarse a las restricciones británicas 

Ahora el riesgo podría venir de Bélgica, que ya recomienda a las personas que llegan de una veintena del centenar de los departamentos franceses (incluidos los de la región de París) que guarden una cuarentena y se hagan el test del coronavirus.

Todo ello podría conducir a una situación perversa en la que la mezcla de prevención, restricción y desconfianza desembocaría en la práctica paralización del sector turístico y sus muy diversas derivadas, justo en plena temporada estival en Europa, cuyos resultados económicos, ya pronosticados en principio, sufrirían un impacto completamente demoledor.

Grecia podría dejar a miles de albaneses tirados en la frontera

Miles de albaneses permanecen bloqueados en condiciones precarias en la frontera con Grecia, a la espera de entrar al país vecino, que a partir de la próxima semana restringirá las entradas por vía terrestre con el fin de evitar la propagación del coronavirus. La mayoría de los afectados son emigrantes albaneses que se apresuran a regresar a Grecia para trabajar tras pasar las vacaciones en su país natal y poder evitar así las nuevas reglas que entrarán en vigor en Grecia.

Albania está afrontando una nueva ola de infecciones por coronavirus, que va en aumento debido al descuido con el que muchos cumplen las medidas de prevención, especialmente los jóvenes, así como por la organización de bodas y entierros multitudinarios, según es tradición.

Alemania insta a sus nacionales a intensificar la precaución si viajan a España

El ministro alemán de Sanidad, Jens Spahn, insta a extremar las medidas de precaución frente al coronavirus a sus compatriotas que decidan viajar a España a pesar de que el gobierno alemán lo desaconseja explícitamente – salvo en lo que se refiere a islas Canarias- debido al repunte de los casos.

En una entrevista concedida al periódico “Bild am Sonntag”, que se publicará íntegra mañana, domingo, y de la que hoy se ha adelantado un extracto, Spahn asegura además que él fue uno de quienes defendieron que el Gobierno alemán desaconsejase desde ayer, viernes, de forma oficial a sus ciudadanos viajar a España (excepto Canarias) por el repunte de casos.

“No es una prohibición, pero es una clara advertencia”, asegura sobre la inclusión de España en la lista de países a los que el Ejecutivo alemán recomienda no viajar. Además, recordó que todos los turistas que regresen a Alemania de sus vacaciones en España tendrán a partir de ahora la obligación de pasar “una cuarentena” de 14 días “si no tienen un test con resultado negativo”.

Siguen aumentando los contagios en Italia, muchos de ellos importados

Los contagios siguen creciendo en Italia, con 626 nuevos casos en las últimas 24 horas, frente a los 574, 523 y 481 de los tres últimos días. Según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Salud, con estos nuevos contagios se han registrado ya en Italia 253.438 desde que comenzó esta crisis sanitaria. En este último día se han registrado además cuatro fallecimientos, con lo que ascienden a 35.392 los muertos desde el inicio de la pandemia en febrero.

Las autoridades sanitarias italianas y regionales vinculan este incremento de casos en el país con la llegada de turistas o italianos que regresan de sus vacaciones en el extranjero, además de con las actividades de ocio nocturno. Desde el pasado día 13, las autoridades sanitarias están controlando a todas las personas que llegan desde países de España, Malta, Grecia y Croacia, considerados de riesgo.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.