ERC investirá a Pedro Sánchez el 7 de enero

Los republicanos ayudarán al PSOE a cambio de abrir una negociación entre gobiernos sobre Cataluña

ERC despeja el camino a la investidura de Pedro Sánchez. El partido independentista ha decidido abstenerse para que el socialista sea reelegido como presidente del Gobierno después de una segunda votación en el Congreso de los Diputados. Así ha quedado establecido tras el consejo nacional de ERC, donde se ha votado a favor del pacto alcanzado entre la cúpula del partido y el PSOE.

No obstante, para que los 13 diputados de Esquerra pasen de no a la abstención será necesario la creación de una mesa de diálogo. En concreto, según se desprende del texto del acuerdo, el visto bueno de los independentistas pasa por “el reconocimiento del conflicto político y la activación de la vía política para resolverlo”, por un lado, y por la creación de este nuevo espacio “para la resolución del conflicto político”.

En el texto también se acuerdan qué características tendrá la mesa de diálogo. Como hechos destacables figuran el tiempo que tardará en arrancar (tras 15 días de la investidura) y la posibilidad de que ambas partes puedan aportar “con libertad de contenidos” sus propuestas detalladas. Pero lo más importante es que lo acordado en este nuevo espacio es que deberá ser refrendado por  la ciudadanía de Cataluña en una “consulta”.

El cumplimiento del acuerdo al que se ha llegado estará bajo “mecanismos” que permtitan garantizar el inicio y mantenimiento de su actividad.

Pere Aragonès, líder de ERC y vicepresidente de la Generalitat, ha afirmado tras conocer el apoyo del máximo órgano de su partido que “no somos ingenuos” y “no vamos a vender magia ni a engañar a la gente”. Para el republicano “es posible que esta opción que nos permite hacer política no nos permita conseguir todo lo que queremos, pero nosotros creemos que merece la pena intentarlo”.

Sánchez, cada vez más cerca de la presidencia

El camino se ha allanado para Sánchez después de que la mayoría de los miembros del Consell respaldaran un acuerdo que desbloquea la formación de un gobierno en España.

ERC, por su parte, responde a la presión de una parte del independentismo contra el pacto, que se ha encarnado en miembros del propio Govern de Catalunya, como el mismo presidente de la Generalitat, Quim Torra, quien ha citado a su vicepresident para comunicarle que los miembros de Junts per Catalunya en el Ejecutivo catalán no estaban de acuerdo con el pacto alcanzado con Sánchez.

Con todo, quedan dudas para saber si Pedro Sánchez puede alcanzar los 164 votos a favor en la segunda votación. Partidos como BNG y el Partido Regionalista Cántabro (PRC) aún no han confirmado si votarán a favor y estaban a la espera de conocer este acuerdo entre socialistas e independentistas catalanes.