ERC, JxCat y CUP impulsarán una ley de amnistía desde el Parlament

ERC, JxCat y la CUP piden "la extinción de cualquier tipo de responsabilidad penal y administrativa" por los actos políticos vinculados al 'procés'

No satisfecho con la tramitación del indulto a los presos del procés y la revisión del delito de sedición comprometidas por el Gobierno de Pedro Sánchez, el independentismo sigue instalado en la posición de que la única forma de solucionar el llamado conflicto catalán es dando la amnistía a los líderes separatistas condenados y aceptando el derecho de autodeterminación de Cataluña.

Esquerra Republicana, Junts per Catalunya y la CUP pretenden poner fin a la legislatura aprobando en el Parlament una propuesta de resolución que reclama a las Cortes la aprobación de una ley de amnistía para todos los encausados por el procés. Así lo harán en el pleno de la semana que viene, el último antes de las elecciones catalanas del próximo 14 de febrero.

Lo que piden los separatistas es poco menos que convertir en inviolable a cualquier dirigente de la causa. La ley de amnistía que reclaman a las Cortes es lo mismo que inmunizar todo el procés de forma que los actos cometidos por sus responsables no tengan que afrontar ningún tipo de responsabilidad en el caso de que vulneren el marco jurídico, como ya ha pasado.

El texto de la resolución que con toda probabilidad ERC, JxCat y la CUP aprobarán la próxima semana insta a aprobar una ley de amnistía que, “sin renuncia al ejercicio de los derechos vulnerados, incluido el derecho a la autodeterminación” y “conlleve la extinción de cualquier tipo de responsabilidad penal y administrativa, incluida la del Tribunal de Cuentas, por todos los actos de intencionalidad política” vinculados a la causa.

La carta a los Reyes Magos de ERC, JxCat y la CUP

En la que se asemeja más a una carta a los Reyes Magos que a una propuesta de resolución del Parlament, los grupos independentistas piden además que la amnistía dé cobertura a los delitos de rebelión y sedición, de malversación de caudales públicos si va vinculado al delito de sedición, y de prevaricación, falsedad, desobediencia o revelación de secretos por el 9-N o el 1-O.

Desde luego, ERC, JxCat y la CUP piden que la amnistía se extienda a todos los encausados del procés por posibles delitos de incitación al odio y contra el orden público por disturbios que se hayan producido en protesta por decisiones políticas o judiciales. Es decir, no quieren ayudar solo a Oriol Junqueras y los demás presos, sino también a los CDR y al Tsunami Democràtic, entre otros.

Una vez que se apruebe la ley de amnistía que protagoniza el imaginario independentista estos días, lo suyo sería, según la propuesta de resolución, “reparar” también “los daños causados a las personas represaliadas, a sus familias y a los colectivos de los que forman parte”.

Asimismo, exigen tomar medidas ante los “responsables de la represión de derechos fundamentales” a independentistas.

Y ya que de pedir se trata, por qué no pedir también que la amnistía vaya “acompañada de una solución efectiva al conflicto político con el Estado español que incluya el reconocimiento del derecho de autodeterminación de Cataluña”.

Todo ello, dicen, facilitaría la liberación de los presos, el “retorno de los exiliados” y “el fin de todas las causas abiertas” por motivos vinculados al separatismo.

PSOE: la amnistía “no tiene cabida” en la Constitución

Ciudadanos, el líder de la oposición en el Parlament, ha calificado de “deleznable” la propuesta de amnistía. El candidato naranja a las elecciones del 14-F, Carlos Carrizosa, ha dicho que es una “vergüenza” y una “burla” que se reclame a las Cortes una ley de amnistía.

“Piden inmunidad a los que se gastaron el dinero de todos los catalanes en fines distintos de lo previsto, que eran partidas sociales”.

Por su parte, el diputado del PSC, Ferran Pedret, ha cuestionado la propuesta independentista y ha señalado que en todo caso deberían haberla tramitado como “iniciativa legislativa”. 

El PSOE, en cambio, cerró inmediatamente la puerta a la amnistía, porque “no tiene cabida” en la Constitución, según dijo este miércoles Adriana Lastra, portavoz socialista en el Congreso de los Diputados.

Laura Borràs, candidata de JxCat a las elecciones catalanas, ha retado al “que se llama a sí mismo como el Gobierno más progresista de la historia” a que respalde la propuesta de la amnistía.

“Veremos cómo se juega esta partida que empieza en el Parlament pero que debe culminar en el Congreso”, ha dicho, señalando que la amnistía es una solución política mientras que el indulto no lo es.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña