ERC votará en contra de la ley audiovisual y pone en duda el apoyo a los Presupuestos

Los independentistas catalanes aseguran que es una ley "insuficiente" e "incompleta" y advierten que todavía queda tiempo para negociar no solo acerca de la ley audiovisual, sino también sobre los Presupuestos Generales del Estado

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, interviene en el Congreso. EFE

Nueva crisis en el periplo que supone la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado. ERC ha anunciado este martes que votarán en contra de la ley audiovisual que ha aprobado el Ejecutivo en el Consejo de Ministros, lo que significa que el apoyo de los independentistas al equipo del presidente Sánchez pende de un hilo en materia de presupuestos.

Y es que la aprobación de una ley audiovisual que aceptara las cuotas propuestas por ERC para que hasta el 6% de la producción cinematográfica en las plataformas de distribución pudiera verse en catalán, euskera y gallego era un requisito indispensable para contar con el apoyo a las cuentas del próximo ejercicio.

Y es que el Gobierno parece haberse topado con un gran escollo, ya que los gigantes del vídeo a la carta, como Netflix, Primevideo o HBO, que no residen en España, no se han mostrado a favor de aplicar esta normativa pactada entre el Gobierno y ERC.

Por su parte, el portavoz de la formación independentista, Gabriel Rufián, ha advertido: «el tema de la lengua es sagrado y tocar las narices con esta excusa es un mal negocio».

Desde el principal partido en el Govern de la Generalitat también han asegurado en un comunicado que votarán en contra de la ley audiovisual que ha aprobado el Gobierno.

Explican que el PSOE «se comprometió a aprobar la ley pactada con Esquerra». No obstante, aseguran que la ley final está «incompleta», es «insuficiente» y «no responde a lo que necesita el catalán y el sector audiovisual del país».

«ERC no aprobará una ley audiovisual que no dé una buena respuesta a la actual situación de marginación del catalán en las plataformas audiovisuales», aseguran. También han advertido que «todavía hay margen de negociación tanto en el marco de la tramitación de la ley como en la de los Presupuestos Generales del Estado«, unas cuentas que, pese a haber sido aprobadas por el Congreso, todavía necesitan el visto bueno del Senado.

Y es que el proyecto de ley impulsado por Nadia Calviño solo recoge la cuota del 6% a lenguas cooficiales en el caso de las plataformas que sí están radicadas en España, como Filmin, FlixOlé, Movistar+, Mitele o Atresplayer. Por otra parte, deja fuera a los gigantes en el sector de las plataformas del audiovisual que están radicadas en otros países, como Netflix, HBO, Primevideo o Disney+.