España empieza 2021 con subidas en las pensiones y en el sueldo de los funcionarios

El Gobierno también inicia la subida e inauguración de nuevos impuestos, como la bajada de las deducciones del IRPF por planes de pensiones o el IVA a las bebidas azucaradas

España ha inaugurado el año 2021 con nuevos impuestos. La factura del gas natural sube, así como los IVA en refrescos, pero esta previsión de mayor recaudación no va acompañada de una subida del salario mínimo interprofesional (SMI), que está estancado en 950 pese a las discusiones internas en el Gobierno para subirlo. Los únicos sueldos que suben son los de los funcionarios, así también como las pensiones.

No son los únicos sueldos que suben, este año también ha comenzado con nuevos impuestos y cambios en el IRPF y patrimonio, incrementos en el correo postal, en el indicador utilizado para calcular las ayudas sociales, becas y subsidios (IPREM) y en el ingreso mínimo vital (IMV). No obstante, bajan con carácter general los peajes de las autopistas, en tanto que no hay cambios en las cuotas de las principales operadoras, salvo la tarifa Fusión de Telefónica que sube.

La subida del salario mínimo, que ha afectado a alrededor de 2 millones de trabajadores, se mantendrá prorrogado en los 950 euros brutos mensuales fijados para 2020, a la espera de que en el diálogo social –y los acuerdos entre el PSOE y Podemos– se pueda acordar una nueva cuantía para este 2021.

Las pensiones: aumentan entre el 0,9% y el 1,8%

En cuanto a las subidas de las pensiones, éstas aumentan un 0,9%, y las no-contributivas se han disparado hasta el 1,8%. Estas revalorizaciones que afectarán a casi 8,9 millones de pensionistas, mientras que el aumento del 0,9% del sueldo de los empleados públicos alcanzará 2,6 millones de trabajadores.

El envío por correo de una carta nacional subirá 5 céntimos de euro (hasta 0,70 euros), lo mismo que las cartas y tarjetas postales internacionales (hasta 1,50 euros, si el destino es europeo, y 1,60 euros, para el resto, salvo Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y Nueva Zelanda, que será 1,90 euros).

Las tarifas de último recurso (TUR) de gas natural, a las que pueden acogerse principalmente los usuarios domésticos (con consumos anuales inferiores a los 50.000 kilovatios/hora (Kwh), subirán de media el 5,97 % respecto a las vigentes en la actualidad.

Las bebidas azucaradas y edulcoradas pasan del IVA reducido (10 %) al general (21 %), al tiempo que se incrementa en dos puntos el tipo del IRPF para rentas del trabajo superiores a 300.000 euros y en tres puntos para rentas del capital superiores a 200.000 euros, subidas que afectarán a poco más de 36.000 contribuyentes.

La reducción del IRPF por planes de pensiones cae de 8.000 a 2.000 euros

La reducción máxima en el IRPF por aportaciones a planes de pensiones baja de 8.000 a 2.000 euros en los individuales y sube de 8.000 a 10.000 euros en los de empresa, en tanto que se incrementa del 6 al 8 % el impuesto sobre las primas de seguros.

Se eleva un punto (del 2,5 al 3,5 %) el tipo máximo del impuesto de patrimonio para las fortunas de más de 10 millones de euros, mientras que en el impuesto de sociedades se reduce del 100 al 95 % la exención de tributación de dividendos y plusvalías de filiales en el exterior.

Además, a mediados de enero entra en vigor la nueva tasa sobre determinados servicios digitales, así como el impuesto sobre las transacciones financieras.

El indicador público de renta de efectos múltiples (IPREM) sube el 5 %, hasta 564,73 euros, en tanto que el ingreso mínimo vital (IMV) aumenta un 1,8 %, lo que supone elevar entre 8,3 y 18,3 euros al mes esta ayuda.

En el terreno de las telecomunicaciones, todas mantienen de momento sus precios actuales, salvo Telefónica que subirá a partir del 18 de enero entre 2 y 3 euros su cuota mensual en las tarifas fusión.

Los precios de las autopistas de peaje dependientes del Estado se rebajarán para 2021 un 0,11 % con carácter general, aunque subirán en tres (AP-7, AP-9 y AP-6) y se mantendrán en las gestionadas por la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre (Seittsa), que asumió las autopistas quebradas.