Los ‘espías del catalán’ se lanzan ahora contra los conductores de autobús de Barcelona

Plataforma per la Llengua pide que se anule una convocatoria a la bolsa de trabajo para los buses de TMB porque no se impone la lengua catalana a los aspirantes

Autobús eléctrico en uno de los puntos de carga de la línea H16 / Foto: Pep Herrero (TMB)

Plataforma per la Llengua, la entidad que espió a los niños en los recreos y pide mayor control en los colegios sobre la lengua que usan los alumnos en espacios no-lectivos, la toma ahora con los conductores de autobús de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). La entidad pide que se anule un proceso de selección para nuevos aspirantes porque no se impone el catalán.

Las bases de la convocatoria de TMB tienen una prueba de competencias personales que se realizará en catalán y en castellano “con tal de evaluar la competencia lingüística de la persona aspirante en ambas lenguas”: “La competencia comunicativa implicará la superación de la comprensión y expresión en castellano y de la comprensión del catalán”.

La organización independentista que se da a conocer como la ‘ONG del catalán’ asegura que esta convocatoria –que permite a todos los ciudadanos de España a que puedan aspirar al puesto sin que la lengua cooficial pueda ser un impedimento– “discrimina a los catalanohablantes” y pide que la competencia de expresión en lengua catalana pase a ser un requisito.

“Un proceso contrario a la Ley de Política Lingüística”

A través de las redes sociales, Plataforma per la Llengua ha denunciado que esta convocatoria “es un proceso de selección contrario a la Ley de Política Lingüística”: “Exigimos que se anule y que se vuelva a publicar con unas bases que sean legales y no discriminen a los catalanohablantes”.

TMB, empresa del ayuntamiento de Ada Colau que gestiona el metro y el autobus de Barcelona, ha respondido a la asociación que lucha contra el bilingüismo en Cataluña: “Se trata de un error. Enmendaremos las bases de la convocatoria de selección y las volveremos a publicar tan pronto como sea posible”.

La convocatoria a la que hace relación tiene como objeto “la realización de un proceso de selección para la ampliación de la bolsa actual de conductores, con un nivel 6 de clasificación profesional, y hasta un máximo de 250, para trabajar en la red de bus de TMB”.

Delaciones lingüísticas y acoso al castellano

No es la única acción polémica que ha llevado a cabo Plataforma per la Llengua. Esta organización espió la lengua que usaban los niños en los colegios en los recreos para denunciar una supuesta desaparición de la lengua catalana. También, fue la impulsora de la web de delación lingüística contra profesores de universidad que ofrecieran su docencia en español.

La organización también cargó contra la consellería de Salud de la Generalitat por haber contratado a 600 enfermeros de Andalucía en plena pandemia. Pese a la emergencia sanitaria, la preocupación de Plataforma per la Llengua era cómo iban a garantizar la atención en catalán si procedían de otros territorios fuera del dominio lingüístico de la lengua catalana.

El ámbito de actuación de la llamada ‘ONG del catalán’ no solo se circunscribe a Cataluña, también pone su mirada en las Islas Baleares, la Comunidad Valenciana y la franja oriental de Aragón, las otras tres autonomías que comparten el catalán/valenciano como lengua común, además de la española.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña
Sergi Ill