Foment reclama que Cataluña abandone la política del ‘no’ y se lance a por los Juegos Olímpicos de invierno

El presidente de la institución, Josep Sánchez Llibre, alerta de que las teorías del decrecimiento solo llevan "al empobrecimiento de la sociedad y la dependencia de las administraciones públicas"

El rey Felipe VI (c) posa junto al presidente de la Fundación La Caixa, Isidré Fainé (5-i); el Presidente de Foment Josep Sánchez Llibre (4-i); la ministra de Transportes, Raquel Sánchez (4-d); el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá (3-d); el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig (3-i), entre otras autoridades, antes de presidir el acto de celebración del 250 aniversario de la entidad y la entrega de los XIV Premios Carles Ferrer Salat, este lunes en Barcelona. EFE/ Quique García

Foment del Treball vuelve a levantar la voz contra los tambores del decrecimiento económico que propugna parte de la política catalana. La patronal hace meses que advierte que el discurso de reducir la actividad económica que cada vez está más asentado en los sectores de la izquierda es un tiro en el pie para la comunidad. Evitar que se repitan casos como el no a la ampliación del aeropuerto de El Prat es ahora el objetivo de Josep Sánchez Llibre, el presidente de la institución, que pone ahora el foco en la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030.

En un discurso ante el empresariado y la clase política catalana con motivo del 250 aniversario de Foment, Sánchez Llibre lamentó que el decrecimiento lleva al debilitamiento económico de Cataluña: “Estas teorías nos conducen a un empobrecimiento progresivo de nuestra sociedad y a una total dependencia de las administraciones públicas”.

El líder patronal pidió combatir “discursos que defienden menos aviones, menos coches y menos turismo”. “Hemos de defender con firmeza que el progreso y el crecimiento económico son totalmente compatibles con el medio ambiente. Lo contrario sería volver a una especie de autarquía; pretender autoabastecernos localmente sería una ruina”, zanjó.

En un auditorio en el que sobresalían el Rey Felipe VI y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, –sentados en la misma mesa–, los ministros José Luis Escrivà y Raquel Sánchez y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, el directivo trató de rememorar la Barcelona olímpica y enarbolar la bandera de la candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030, que tampoco tiene el consenso de la clase política.

“En Barcelona tenemos que asumir el papel de liderazgo europeo y una iniciativa podría ser la candidatura a los Juegos”, señaló. “Aliento a las administraciones a recuperar el espíritu positivo y entusiasta de la ciudad para convertirla en un referente en proyectos internacionales”, sentenció. Deberá convencer a Colau, que siempre se mostró tibia con la candidatura, y a ERC, que se abstuvo el pasado mes de julio en el Parlament.

Foment urge a la administración a agilizar el desembarco de los fondos europeos: “tenemos que hacer que funcionen, y que funcionen muy bien”

Abandonar la Cataluña del no y volver a ser la Cataluña del , un mantra que Sánchez Llibre ha repetido en numerosas ocasiones desde que se truncó la ampliación de El Prat pasará en parte por el uso de los fondos europeos Next Generation EU. “Ante la sacudida que ha supuesto la pandemia, Europa ha sabido darle respuesta desde la cooperación y no desde el enfrentamiento”, celebró.

“Los fondos son una oportunidad de oro tanto para la recuperación como para construir más Europa; tenemos que hacer que funcionen, y que funcionen muy bien”, zanjó. El deseo de Sánchez Llibre contrasta eso sí con los retrasos que acumula hasta el momento la implementación de las ayudas. En el XXVI Encuentro de Economía de S’Agaró, dirigentes del Gobierno y de la Generalitat achacaron la lentitud al excesivo control procedente de Bruselas.

Homenaje de Foment a Isidre Fainé

El cumpleaños de Foment sirvió también para otorgar a Isidre Fainé, presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, con la medalla conmemorativa del 250 aniversario de la patronal. “La Caixa es hoy un referente mundial […] la maestría con la que Fainé ha conducido la adaptación del grupo La Caixa a Caixabank, siguiendo las indicaciones regulatorias del BCE y la legislación española, se ha hecho sin mermar en lo más mínimo la obra social”, destacó.

La misma condecoración se entregó a la Asociación Industrial Textil del Proceso Algodonero (AITPA), entidad que simboliza los orígenes de la propia Foment del Treball.

Además, la institución repartió XIV Premios Carles Ferrer Salat a Grupo Sorigué (Compromiso social), Eulen y la Fundación Cugat (Innovación), Hercal Diggers (Medio Ambiente), Fluidra y Wallbox (Internacionalización), Carrefour (Igualdad) y Bellapart (Pyme del año).