Aragonès confirma que cenará con el Rey en el aniversario de Foment

El rey Felipe VI, (i), y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, (d), durante la presentación del último Mobile World Congress, el pasado mes de junio. EFE

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, prosigue con su política de deshielo con el Rey. Después de haberse visto ya las caras tanto en las jornadas del Cercle d’Economia como en la inauguración del Mobile World Congress (MWC), el político catalán y Felipe VI cenarán en la misma mesa en el 250 aniversario de Foment del Treball, que se celebrará el próximo lunes en el Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) de Barcelona.

Aragonès ya confirmó su presencia a la cena oficial a la organización empresarial. Acudirá escoltado por el conseller d’Empresa, Roger Torrent, también de ERC. Tenía difícil escapatoria, en esta ocasión: la patronal había invitado también al presidente de Aragón, Javier Lambán; al presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig; y a la presidenta de Baleares, Francina Armengol.

En el acto se entregarán también una medalla conmemorativa al presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidre Fainé, por y los XIV premios Carles Ferrer Salat. En la ceremonia también confirmaron su asistencia la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez.

Sin embargo, no asistirá al evento Jaume Giró, conseller d’Economia y principal representante del ala económica de JxCat. La diferencia de criterios con la invitación podría suponer un nuevo cisma en las relaciones entre los dos principales partidos del Govern después de aprobar los presupuestos de la Generalitat sin la unidad del bloque independentista (se descolgó la CUP) y con el apoyo de los comuns.

Aragonès corrige así el reciente plante a la entidad presidida por Josep Sánchez Llibre y a los presidentes de Aragón, Baleares y la Comunidad Valenciana en el encuentro organizado en Zaragoza por las patronales de los cuatro territorios para potenciar la economía conjunta. Al acto envío a la consellera de Presidencia, Laura Vilagrà.

El historial de Aragonès y el Rey

Los encuentros entre el president y el Rey se vieron siempre rodeados de un cálculo político por parte del líder catalán, siempre reticente a aparecer junto al monarca. En los últimos meses no obstante Aragonès y la Casa Real iniciaron un leve deshielo, pocas veces más evidente que en la inauguración del Cercle d’Economia –en plena negociación por los indultos– del mes de junio, cuando se tomaron una fotografía y mantuvieron una breve charla aunque el político independentista no se quedase a la cena oficial.

Pocos días después, Aragonès invirtió la jugada. En la apertura del Mobile World Congress (MWC), el presidente de la Generalitat no participó en la recepción oficial pero sí cenó en la misma mesa que Felipe VI.

En cambio, no fue a la cena de los premios Planeta, a la que fue la consellera de Cultura, Natàlia Garriga, ni al salón del Automóvil, al que se desplazó Roger Torrent.

La ausencia del president nunca levantó tanta polémica como el pasado mes de marzo, cuando el Rey; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; y el presidente de Volkswagen, Herbert Diess; acudieron a la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona) para presentar los planes de la automovilística con el coche eléctrico de la mano de los fondos europeos Next Generation EU. No solo faltó Aragonès; la Generalitat no envió a ningún representante, lo que generó un fuerte malestar a la compañía.

Carles Huguet