Francia detecta una mutación de coronavirus en un criadero de visones

Las autoridades galas sacrifican a 1.000 animales y eliminan sus restos pese a que ninguno de sus cuidadores ha dado positivo en Covid-19

Los visones vuelven a poner en alerta a la población como consecuencia de una mutación de la Covid-19 encontrada en un criadero de visones en Francia, por lo que las autoridades procedieron a sacrificar al menos de 1.000 de estos animales y eliminar los productos de los que procedían. 

La manera en que este virus ha llegado a este tipo de animales no está claro, puesto que ninguno de los agricultores que estuvieron en contacto con los animales infectados está contagiado por la enfermedad. Se han vivido situaciones similares en Dinamarca y Polonia, donde se pensaba que la siutación podría hacer descarrilar las vacunas. 

Según ha publicado France24, el caso se conoció dos días después de saberse que en Polonia 18 trabajadores de un criadero de este animal se habían infectados. El caso danés fue más preocupante, puesto que se detectó una mutaciónq que podía poner en peligro el sistema de vacunación. 

La medida causó una crisis política al revelarse que el Gobierno no tenía cobertura legal para ordenar el sacrificio obligatorio de todos los animales, que llevaron incluso a la dimisión del ministro de Agricultura y Alimentación danés, Mogens Jensen. No es el único país donde se han registrado mutaciones: Estados Unidos, Italia, España, Grecia, Suecia y Países Bajos. 

La precupación por la mutación Danesa: un ‘revés’ a las vacunas

Pese a que el Gobierno de Dinamarca dio por extinta la peligrosa mutación, su preocupación residía en que muchos de los fármacos en desarrollo se basaban en ciertos elementos que se habían modificado en el mencionado gen. El Statens Serum Institut (SSI) de Copenhague advirtió de las “consecuencias graves” para las vacunas si se permitía la propagación mundial. 

Varias pruebas en Dinamarca detectaron a 200 personas con mutaciones de coronavirus que estaban relacionadas con las granjas de visiones, que han afectado a trabajadores de las instalaciones pero también a la población local. 

Los investigadores del SSI encontraron que los anticuerpos de las personas que se recuperaron del coronavirus fueron menos efectivos para neutralizar la cepa mutante, pero no han hecho públicos los detalles de sus experimentos. 

El profesor Peter Openshaw, miembro del Grupo Asesor de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes del gobierno del Reino Unido, explicó que las mutaciones pueden ser nada más que el virus que evoluciona para propagarse en el visón, pero agregó que era sensato detener la propagación “como una cuestión de precaución” hasta que los científicos tuvieran más pruebas.

Podría ser que las mutaciones signifiquen algo en términos de transmisión de visón a visón, pero sean irrelevantes para la transmisión humana”, añadió.

El profesor Francois Balloux, director del Instituto de Genética de la University College de Londres (UCL), dijo que los visones son susceptibles a la Covid-19 y, dado que superan en número a los humanos en tres a uno en Dinamarca, era sensato sacrificar a los animales para evitar que alimentaran la epidemia.