Francia pone fecha al inicio de la vacunación: entre diciembre y enero

El Gobierno de Emmanuel Macron rechaza la obligatoriedad en la vacunación y asegura "transparencia" en todo el proceso sanitario

Francia pone al inicio de las vacunaciones contra la Covid-19. El Gobierno de Emmanuel Macron ha anunciado que las primeras dosis se suministrarán a la población entre diciembre de 2020 y enero de 2021, un calendario a un máximo de dos meses vista que pretende generar cierta normalidad en verano. 

El presidente francés ha explicado que la vacunación no será obligatoria, y ha asegurado que se debe hacer “de manera clara y transparente compartiendo toda la información de cada una de las etapas”. En su discurso televisado, Macron se ha comprometido a que el país conseguirá las dosis necesarias ante la Unión Europea.

Macron, realista: “No estamos al final del calvario”

El objetivo del Gobierno francés es incentivar la inmunización general de toda la población a partir de una campaña “rápida y masiva”. Macron también ha anunciado que los establecimientos cerrados –bares, polideportivos, discotecas y todos los establecimientos afectados– “sea cual sea tu tamaño” recibirán un 20% de su facturación anual a cargo del Estado.

“Somos, como saben, uno de los países europeos que más pruebas realiza. A principios de enero, ninguna prueba debería tardar más de veinticuatro horas entre la solicitud de una prueba y su resultado”, ha explicado. El presidente ha asumido que la crisis económica podría empeorar el año próximo, y ha enviado un duro mensaje de realismo: “Este calvario, que lleva casi un año, es difícil para cada uno de nosotros y no estamos al final”. 

España reconoce dosis limitadas de la vacuna hasta marzo

España también se ha preparado para la vacunación generalizada de toda la población, aunque con varias limitaciones. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha reconocido que en los primeros tres meses del año las dosis de las vacunas serán limitadas. El Gobierno priorizará al personal sanitario y a los ancianos de las residencias para que sean los primeros en desarrollar inmunidad. 

La segunda etapa de la vacunación será entre marzo y junio y para entonces se espera mayor cantidad de vacunas, de forma que se podrá vacunar a otras poblaciones de riesgo priorizadas por Sanidad. La tercera etapa, a partir de mediados de año, contaría con suficientes dosis para poder vacunar a todos los grupos prioritarios, según Illa.

“Se han delimitado tres etapas de priorización en función de la disponibilidad de las dosis en cada uno de esos momentos”, ha explicado Illa. “En una primera etapa, va a ser un suministro inicial muy limitado de dosis de vacunas, probablemente desde los meses de enero, febrero y marzo”, ha añadido.

El plan del Gobierno: polémico y sin consenso con las CCAA

El anuncio del Gobierno ha estado cargado de polémica. Pedro Sánchez ha asegurado que España contará con 13.000 centros de vacunación, que serán los centros de atención primaria a partir de una estrategia única de todas las autonomías. Esto provocó la protesta de Cataluña, Madrid y el País Vasco

Illa ha salido al paso de las críticas regionales al asegurar que la estrategia de vacunación ha sido coordinada con ocho comunidades autónomas, profesionales de sociedades científicas y expertos de Sanidad. El ministro ha matizado que el documento está abierto a “más aportaciones” y que se actualizará según los avances de las vacunas.