El Gobierno pide al PP que se siente a negociar también el CGPJ

Félix Bolaños apuesta por emular el consenso que ha permitido renovar el Constitucional, el Tribunal de Cuentas y el Defensor del Pueblo: "Estamos dispuestos"

Bolaños defiende que los Presupuestos “solo están ligados a la recuperación” EFE/Zipi

Tras haber alcanzado un acuerdo en tiempo récord para renovar los principales organismos judiciales y constitucionales, el Gobierno ha hecho un llamamiento al Partido Popular para que se siente también a negociar el relevo del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que permanece en funciones desde 2018 por falta de consenso político.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha comunicado su voluntad de trasladar el pacto logrado para renovar el Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Cuentas también al órgano de gobierno de los jueces. “Es factible, es posible”, ha afirmado el hombre de confianza de Pedro Sánchez en el Congreso.

“Es esencial que ese acuerdo, que ese consenso, se extienda al Poder Judicial”, ha subrayado.

Bolaños ha explicado que la negociación se ha podido materializar en apenas 24 horas porque los dos partidos ya había encarrilado las conversaciones en el mes de febrero, aunque se habían enfriado en los últimos meses, por lo que ya había mucho trabajo hecho. “La puerta siempre ha estado abierta para negociar”, ha expresado.

“El Gobierno ha estado dispuesto y estamos dispuestos”

Félix Bolaños, ministro de la Presidencia

El ministro de la Presidencia ha atribuido el desbloqueo en las negociaciones a un “cambio de posición del Partido Popular”, después de que Pablo Casado tendiese la mano a Pedro Sánchez durante la sesión de control al Gobierno del miércoles para renovar todos los organismos, a excepción del Poder Judicial.

El método de elección congela la renovación del CGPJ

A pesar de la voluntad del Gobierno para renovar los organismos, las negociaciones no han permitido dar el relevo al Poder Judicial porque socialistas y populares difieren en el método para elegir a sus representantes. Casado quiere que se dé voz y voto a los propios magistrados, mientras que Sánchez defiende que se mantenga el modelo actual que deja toda la responsabilidad a los parlamentarios con una mayoría reforzada de tres quintas partes del Congreso.

Bolaños ha insistido en que es el CGPJ es un “órgano muy importante” para el funcionamiento del sistema judicial y que la Constitución obliga a los partidos a ponerse de acuerdo, pero ha mantenido su objetivo de ceñirse a la actual normativa. “Hemos querido siempre cumplir lo que dice la ley”, se ha reafirmado ante los medios.

En la misma línea, se ha manifestado el portavoz del PSOE en el Congreso, Héctor Gómez, que también ha tendido la mano a la oposición para continuar con las negociaciones pero no ha adelantado ningún cambio en la hoja de ruta. “Es muy importante acabar cuanto antes con esta anomalía institucional”, ha enfatizado.