El Gobierno reduce el IVA de las mascarillas al 4%

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha anunciado la reducción del impuesto en el debate de los Presupuestos Generales del Estado

El Gobierno ha decidido finalmente reducir el Impuesto de Valor Añadido (IVA) que grava las mascarillas desechables desde el 21% hasta el 4% tras varios meses de debate político sobre la necesidad de regular un artículo que se ha convertido en imprescindible en el día a día de los españoles. La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha comunicado la decisión durante el debate del Presupuesto General del Estado (PGE) en el Congreso de los Diputados. 

La titular de Hacienda ha anunciado que también reducirá el precio máximo de venta al público de las mascarillas quirúrgicas. Una decisión que ya tomaron por primera vez durante la primera oleada de casos de Covid-19, cuando el acceso al material sanitario era muy limitado en todo el mundo por la alta demanda internacional. Entonces se fijó en un valor máximo de 96 céntimos de euro. 

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha mostrado hasta ahora reacio a regular el impuesto del IVA en las mascarillas por temor a una sanción de la Comisión Europea. Una decisión que ha levantado numerosas críticas desde la oposición que llevan semanas advirtiendo sobre la necesidad de contemplar las mascarillas como un bien de primera necesidad. El bloque de la derecha (Partido Popular, Ciudadanos y Vox) han presentado enmiendas a los presupuestos del 2021 para tratar de introducir esta modificación. 

Montero ha aceptado finalmente a llevar a cambio esta modificación, después de que la Comisión Europea notificase a todos los países miembro del bloque que no aplicaría ninguna sanción contra los gobiernos que redujesen el impuesto del IVA en las mascarillas. Su decisión ha dejado sin argumentos al Gobierno para no modificar la carga fiscal de este producto sanitario. 

El Gobierno busca un golpe de efecto con las mascarillas 

El Gobierno ha guardado la noticia del descenso del IVA de las mascarillas hasta el pleno del Congreso de Ministros. Un golpe de efecto con el que busca garantizar más apoyos para la aprobación de las cuentas del próximo año. Varios miembros del Ejecutivo han eludido contestar en los últimos días sobre la negativa a rebajar los tipos de este impuesto que se ha convertido en la gran sorpresa del debate parlamentario. Hasta ahora solo habían admitido que la medida estaba sobre la mesa. 

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, despachó rápido la pregunta cuando los periodistas le preguntaron al principio de la semana si finalmente iban a modificar el IVA de las mascarillas. “El debate no puede ser este”, concluyó la número dos de Pedro Sánchez. 

España es hasta ahora el segundo país europeo con mayor carga fiscal sobre las mascarillas por detrás de Eslovenia que grava este material sanitario con un impuesto del 22%. Otros países como Alemania han aceptado rebajarlo desde el 19% hasta el 16%. Mientras que Países Bajos lo tiene completamente bonificado con un tipo 0. 

España refuerza el gasto sanitario en los presupuestos de 2021

La noticia de la reducción del precio de las mascarillas se une a una política de aumento en el gasto sanitario para tratar de hacer frente a la pandemia de coronavirus durante el próximo 2021. El Gobierno del Partido Socialista y Unidas Podemos han presentado unas cuentas con un incremento del 75,3% de la partida destinada a la salud. El importe está inflado gracias a los fondos europeos de recuperación. 

Montero ha confirmado que el presupuesto del Ministerio de Sanidad se multiplicará el próximo año hasta alcanzar los 7.330 millones de euros para mejorar la estrategia de contención de la Covid-19. La partida está condicionada por un monto de más de 1.000 millones para la adquisición de vacunas cuando se aprueben definitivamente. También se han destinado 1.088 millones para estimular la Atención Primaria, uno de los servicios más golpeados por la sobrecarga de trabajo durante la crisis sanitaria.