El independentismo usará la ley Celaá para forzar el catalán en el recreo

La Plataforma per la Llengua quiere extender el uso obligatorio del catalán también en el patio, el comedor y las actividades extraescolares

La estrategia separatista para imponer el catalán en todos los colegios de la comunidad ya está en marcha y llegará incluso hasta las actividades extraescolares, los comedores o los recreos de los centros educativos. Un sector independentista ha movido ficha para hacerse valer de la ‘ley Celaá’ de Educación para forzar el uso del catalán fuera de las aulas.

Es la estrategia que ha ideado la Plataforma per la Llengua, una de las entidades no gubernamentales que están detrás del texto que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) pactó con el Gobierno de España para eliminar el castellano como el idioma vehicular en el sistema educativo de territorios como Cataluña, Baleares o la Comunidad Valenciana.

La organización ha comunicado a la Conselleria de Educación de Cataluña que puede utilizar la nueva ley educativa para extender la inmersión lingüística en todos los espacios de colegios e institutos. Para lograrlo, recurrirán a uno de los apartados de la normativa que otorga a la Generalitat “los instrumentos de control, evaluación y mejora” en la gestión de las lenguas.

La Plataforma per la Llengua persigue expandir de forma generalizada el catalán en todas las actividades que se desarrollen fuera de las aulas para “garantizar la coherencia educativa en materia lingüística”. Un paso más en el desplazamiento del castellano.

Plataforma per la Llengua ya estudió el impacto del catalán en el patio

La organización no gubernamental separatista lleva mucho tiempo tratando de implantar el uso del catalán en los recreos de colegios e institutos pero hasta ahora no había tenido la base jurídica necesaria para acometer su estrategia. La Plataforma per la Llengua ya se dedicó a investigar en 2019 los patios de los centros para conocer en qué idioma hablaban los menores.

El sondeo reveló que mientras que en las escuelas de Educación Primaria el uso del catalán en el patio se situó en el 35%, en los institutos descendía hasta el 14,6%. De media, solo una cuarta parte de las conversaciones del recreo se mantienen en esa lengua (24,3%). Un dato que la plataforma quiere levantar gracias a los recovecos de la Ley Celaá.

La plataforma se servirá de sus contactos con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para tratar de lograr su objetivo. La formación independentista ha sido una de las grandes valedoras de la Ley Celáa y también controla la Conselleria de Educación, en manos de Josep Bargalló.

El independentismo hace oídos sordos a las protestas

El independentismo ha vuelto a dar un paso adelante en la imposición del catalán, a pesar de las protestas generalizadas que se han producido en buena parte de España para clamar contra la nueva Ley Celaá. Miles de personas formaron caravanas de coches este fin de semana en 30 ciudades del país para alertar de los riesgos de la reforma educativa.

Además de la polémica por la libertad de elección de los centros de las familias de la educación concertada, la eliminación del castellano como lengua vehicular es otro de los grandes focos de las críticas sociales. Desde la oposición ya se han manifestado a favor de derogar la ley si se produce un cambio de gobierno o incluso de llevarla al Tribunal Constitucional. Un escenario que puede hacer peligrar la imposición del catalán en los patios de los colegios.