Junts respalda la comparecencia de Puigdemont sobre sus vínculos con Rusia

El grupo parlamentario votará a favor de la declaración de su propio presidente para que aclare sus supuestos contactos con los espías rusos

El ex presidente catalán Carles Puigdemont, durante la reunión de Junts per Catalunya ed preparación del inicio del curso político. EFE/Stephanie Lecocq

Junts colocará en la palestra a Carles Puigdemont. La formación independentista ha acordado apoyar con sus votos la comparecencia del expresidente catalán en el Parlament para que pueda dar explicaciones sobre sus supuestos vínculos con los servicios secretos de inteligencia de Rusia, tal y como ha exigido la oposición.

El grupo parlamentario está dispuesto a exponer al presidente de su propio partido para que pueda explicar toda la información publicada en la prensa internacional durante las últimas semanas. Paradójicamente, prestarán sus votos para que salga adelante la iniciativa que ha presentado ante la cámara autonómica Ciudadanos.

Además de Puigdemont, la formación neoconvergente también ha respaldado en un comunicado la declaración parlamentaria del que fuera jefe de la oficina del presidente, Josep Lluís Alay, así como su abogado Gonzalo Boye, que también han resultado salpicados por esta trama.

Junts sostiene que todas las actividades realizadas por Puigdemont en materia internacional se enmarcaron dentro de la legalidad y, por eso, están dispuestos a colocarle frente al resto de grupo parlamentarios para que se enfrente a las preguntas de la oposición. Aunque su negativa a regresar a España obligaría a realizar la comparecencia por vía telemática.

El presidente del grupo parlamentario de Junts, Albert Batet, ha justificado su movimiento como un acto de “máxima transparencia”, con el que pretenden demostrar la “guerra sucia contra la estrategia política y judicial que están llevando a cabo los diferentes estamentos del Estado”.

The New York Times destapó la trama de conexiones con Rusia

La posición de Junts se produce dos semanas después de que The New York Times sacara a la luz esta trama de conexiones que presuntamente vincula a Carles Puigdemont con los servicios de inteligencia del Gobierno de Vladimir Putin. Un informe de inteligencia europea encontró indicios sobre los contactos en la primavera de 2019.

El documento relata las conversaciones de Alay con funcionarios rusos, antiguos oficiales de inteligencia y contactos cercanos a la KGB para asegurarse el apoyo de Rusia en el proceso separatista catalán. Tanto el asesor como Puigdemont viajaron a Rusia en aquellas fechas, aunque atribuyen sus desplazamientos a un acercamiento habitual en política.

La Guardia Civil ha reunido las pruebas sobre esta relación como parte de la instrucción del caso Volhov que investiga desde el presunto desvío de fondos públicos por parte de la Generalitat para financiar la estancia de Puigdemont en Bélgica hasta los actos orquestados por Tsunami Democràtic.

Batet ha denunciado precisamente que el documento policial está lleno de falsedades, inconsistencias y envenenamientos. De ahí, su voluntad de ofrecer a Puigdemont un altavoz para que se explique. “El informe tiene como objetivo criminalizar y desacreditar la independencia de la comunidad internacional”, ha subrayado.