La Airef es optimista con los presupuestos: prevé una subida del PIB de hasta el 8,2% en 2021

La presidenta de la Airef, Cristina Herrero, prevé un crecimiento del PIB para 2021 del 5,5% que podría llegar al 8,2% con el impacto de los fondos europeos

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) es optimista con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2021. Así lo ha asegurado este jueves en la Comisión de Presupuestos del Congreso la presidenta del organismo, Cristina Herrero, quien además ha previsto que el crecimiento del PIB en el próximo año se sitúe en el 5,5% – por debajo de la estimación del 7,2% que prevé el Gobierno- aunque con el impacto de los fondos europeos podría llegar al 8,2%.

No obstante, Herrero ha empeorado en un punto porcentual sus previsiones económicas de octubre en un escenario central. La presidenta ha estimado que, sin contar con los estímulos de Bruselas, la economía se recuperaría el 3,8% en un escenario pesimista y el 7,3% en uno optimista. “Este crecimiento insuficiente para recuperar los niveles de PIB perdidos en el año anterior”, ha asegurado.

“Este crecimiento insuficiente para recuperar los niveles de PIB perdidos en el año anterior”

Incorporando el impacto de los planes provenientes de los fondos europeos -que en su opinión deberían ser muy bien seleccionados para que tuvieran un impacto de 2,7 puntos porcentuales- las previsiones se situarían en un crecimiento del 8,2% en un escenario central, de un 6,5 % para un escenario pesimista y de un 10% para un escenario optimista.

La evolución de la pandemia conduce al escenario pesimista

Y tal y como está evolucionando la pandemia, para Herrero lo más probables es que se cumplan los escenarios más pesimistas de los organismos nacionales e internacionales respecto a la situación de mayo.

En este sentido Pablo Hernández de Cos, presidente del Banco de España, vaticinó este miércoles que la recuperación del Producto Interior Bruto (PIB) se ralentizará en el último trimestre del año hasta situarse en una caída del 12,6%. Con este diagnóstico sobre le mesa, cuestionó algunas de las decisiones de la coalición del Gobierno especialmente el plan para aumentar la fiscalidad en algunos tipos de impuestos.

Las críticas del Banco de España sobre las cuentas no sentaron nada bien en el seno del Gobierno. La ministra portavoz, María Jesús Montero, defendió que los presupuestos que han elaborado son “rigurosos” y que se enmarcan en la situación económica actual. 

La titular de Hacienda destacó que las previsiones de recaudación de ingresos se adaptan al contexto económico de la crisis del coronavirus, a pesar de la incertidumbre que provoca la evolución de la pandemia. “La recaudación está más mantenida que en anteriores crisis por el hecho de que el Gobierno ha desplegado una batería de medidas para proteger las rentas”, argumentó.