La Eurocámara admite que permitió a Puigdemont acceder a su escaño de «forma ilegal»

El abogado de la Eurocámara señala que se ha tenido un trato "extremadamente abierto" con el líder independentista

El expresidente catalán y actual eurodiputado, Carles Puigdemont, durante una rueda de prensa tras perder su inmunidad como miembro del Parlamento Europeo, el 9 de marzo de 2021 en Bruselas | EFE/EPA/SL

El Gobierno cree que la entrega de Puigdemont debe esperar hasta que se aclare si tiene inmunidad Foto: EFE/EPA/SL

El abogado de la Eurocámara, Norbert Lorenz, ha admitido este viernes en la vista ante ante el Tribunal General de la Unión Europeo (TGUE) sobre el recurso de inmunidad parlamentaria del expresidente de la Generalitat de Catalunya, Carles Puigdemont, que la Eurocámara ha permitido a Puigdemont acceder a su escaño «probablemente de forma ilegal».

Así, ha señalado que se ha tenido un trato «extremadamente abierto» con el líder independentista hasta el punto de permitirle en 2020 «tomar asiento en el Parlamento Europeo y como hemos visto, por una sentencia del Tribunal General, probablemente de forma ilegal«, ha reiterado Lorenz.

El abogado de la Eurocámara reaccionaba así a la primera intervención de la defensa de Puigdemont y los otros dos exconsellers huidos de la justicia española elegidos eurodiputados por Junts per Catalunya, Toni Comín y Clara Ponsatí, que ha alegado que la institución no respetó los derechos de sus representados al tramitar los suplicatorios para suspender sus inmunidades y ser juzgados en España.

Defensa de los independentistas

Por su parte, el abogado de los políticos independentistas en la vista, Gonzalo Boye, ha pedido al TGUE protección a sus clientes «del propio Parlamento Europeo».

Sobre la inmunidad solicitada por los independentistas, ha señalado que el Parlamento no ha tenido en cuenta todos los informes en su decisión sobre el suplicatorio que solicitaron al Tribunal Supremo y que rechazó. Asimismo, ha denunciado la comisión de asuntos jurídicos que analizó el suplicatorio, Adrián Vázquez -de Ciudadanos-, ni el ponente del informe sobre la inmunidad, Angel Dzhambazki, fueron «imparciales».

La exconsejera de Enseñanza, Clara Ponsatí, junto con el expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconsejero de Salud, Toni Comín, en Bruselas, el 26 de mayo de 2019 | EFE/LM/Archivo
La exconsejera de Enseñanza, Clara Ponsatí, junto con el expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconsejero de Salud, Toni Comín. EFE/LM/Archivo

En julio, TGUE retiró la inmunidad al expresident, junto a Comín y Ponsatí al desestimar las medidas presentadas para mantener la protección parlamentaria. De esta forma, el tribunal revocó la decisión provisional que tomó el pasado 2 de junio, cuando les devolvió temperalmente la inmunidad hasta que resolviera el recurso que los tres presentaron contra la decisión del Parlamento Europeo de aceptar el suplicatorio que solicitó el Tribunal Supremo.

Por último, Boye ha asegurado la reforma del delito de sedición por parte del Gobierno de Pedro Sánchez demuestra que el líder independentista sufre «una persecución política» para poderle juzgar en España por el procés. «Mis clientes quieren subrayar que la prueba de que estamos ante un caso claro de ‘fumus persecutionis’ es abrumadora», ha insistido el abogado.