La ONU acusa al Gobierno de violar el derecho internacional con las repatriaciones

El relator de Naciones Unidas sobre derechos de los migrantes carga contra Interior por iniciar la devolución de los 800 menores no acompañados

Un grupo de menores se fugan de las naves del Tarajal para evitar ser devueltos a Marruecos este sábado

El Gobierno de Pedro Sánchez se ha granjeado un nuevo opositor con su maniobra para repatriar a cerca de 800 menores no acompañados de vuelta a Marruecos. La Organización de Naciones Unidas (ONU) también ha mostrado su malestar con la operación porque considera que atenta contra los derechos reconocidos de los niños en sus convenios.

El relator especial de la ONU en materia de derechos humanos de los migrantes, Felipe González, ha advertido a través de su cuenta oficial de Twitter de que las repatriaciones no cumplen con los requisitos necesarios. “Las devoluciones sin haber completado procedimiento de determinación del interés superior del niñ@ violan el Derecho Internacional”, ha expresado.

González, doctorado en derechos humanos por la Universidad Carlos III de Madrid, lleva ejerciendo en su cargo desde el año 2017, lo que le coloca como una de las voces autorizadas en la ONU para valorar los procesos migratorios. Sus funciones como vigilante de los gobiernos ya le han llevado a emitir críticas contra otras actuaciones, como las devoluciones en caliente practicadas en la frontera sur de Estados Unidos.

Sus declaraciones en el terreno español le sitúan alineado al lado de las organizaciones sociales que operan en el país. Amnistía Internacional, Unicef, Save The Children o la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) también han solicitado que se paralicen las repatriaciones hasta que se verifique que todos los menores están amparados legalmente.

También ha criticado con contundencia la repatriación masiva el Defensor del Pueblo o el Consejo de la Abogacía que han advertido sobre la jurisprudencia existente en España sobre los retornos de menores no acompañados, a los que hay que informar debidamente y en su propio idioma. La Fiscalía ha iniciado una investigación de cada caso.

El Ministerio del Interior ha coordinado hasta la fecha el retorno de al menos 45 menores en tres grupos diferentes durante las últimas horas, tras de haber alcanzado un acuerdo con Rabat. En Ceuta permanecen aún más de 700 menores en diferentes centros, después de que accediesen al país en las entradas del mes de mayo.

El PP critica el giro del Gobierno en política migratoria

Las devoluciones han desatado también las críticas de Unidas Podemos que ha responsabilizado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de toda la operación y se han desmarcado de las devoluciones porque consideran que no se están preservando los derechos de los menores.

Paradójicamente, el bloque socialista sí que ha recibido el apoyo de la bancada de la derecha en la devolución de los menores a sus países de origen, aunque formaciones como el Partido Popular o Ciudadanos han criticado que la operación se haya realizado sin haber preparado previamente todos los requisitos legales.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i) durante un acto organizado con motivo de la festividad de la Virgen de la Paloma este domingo. EFE/Chema Moya

El portavoz nacional de los populares, José Luis Martínez Almeida, ha afeado al Ejecutivo que haya dado un giro a su política migratoria después de aceptar la entrada de los migrantes procedentes del barco de rescate Aquarius en el inicio de la legislatura. “Lo que le diría al Gobierno es que no se puede pasar de un extremo al otro, si cumple la ley estará garantizando acierto a las decisiones que tome”, ha afirmado.

También ha apoyado el retorno de los menores la presidenta de la Comunidad de Madrid. Isabel Díaz Ayuso ha defendido que hace falta integrarles en la sociedad, pero también devolverles con sus familias a sus países de origen. “No podemos permitir que haya menores no acompañados deambulando por España”, ha subrayado.