La Justicia mantiene el bloqueo de las repatriaciones a Marruecos

La jueza detecta evidencias de una "vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva" de nueve de los menores migrantes en Ceuta

Repatriación de los menores marroquíes a través de la frontera del tarajal. EFE/Reduán

Las repatriaciones de los menores no acompañados de vuelta a Marruecos continuarán suspendidas. El Juzgado de Ceuta ha ordenado este martes mantener provisionalmente el bloqueo sobre las devoluciones de nueve de los menores orquestadas por el Ministerio del Interior, ante las dudas sobre su legalidad.

La decisión provoca la paralización de todo el operativo que contempla el retorno de cerca de 700 de los jóvenes que accedieron a España durante las entradas masivas del mes de mayo. Las administraciones ya decidieron mantener en suspensión los traslados cuando la Justicia aplicó las primeras medidas cautelares.

La jueza responsable de la causa ha justificado su decisión en las evidencias que reflejan que se puede haber producido una “vulneración del derecho a la tutela efectiva”, según ha publicado Europa Press.

El auto ha dado por buenos la mayor parte de los argumentos esgrimidos por las organizaciones humanitarias en los últimos días: no se ha informado a los menores sobre la repatriación ni se ha tenido en cuenta el papel de la Fiscalía que debe supervisar el procedimiento, de acuerdo a la normativa española sobre extranjería.

El Juzgado no ve vinculante el acuerdo con Marruecos de 2007

El Ministerio del Interior se había escudado hasta ahora en que las devoluciones se habían hecho conforme al acuerdo de cooperación suscrito en 2007 entre España y Marruecos para prevenir la migración ilegal de menores no acompañados y establecer su retorno concertado.

Sin embargo, el Juzgado de Ceuta ha advertido que no se trata de un tratado internacional, sino de una declaración de intenciones entre las dos administraciones. “No constituye fuente de obligaciones internacionales, ni se rige por el derecho internacional”, reza el auto.

Por eso, la jueza ha recordado que cualquier devolución debe hacerse de acuerdo a la Convención sobre los Derechos de los Niños y la Ley de Extranjería de España.  “Únicamente es posible llevar a cabo dicha repatriación si ésta se realiza con absoluto respeto a nuestro ordenamiento jurídico”, ha remarcado.

Las decisiones judiciales salpican la gestión de Marlaska

El posicionamiento del Juzgado de Ceuta supone un nuevo varapalo más en la operación para el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, después de que la Fiscalía ya haya apuntado que se ha vulnerado la ley en el retorno de los menores no acompañados a Marruecos.

El Ministerio Fiscal había pedido ya la imposición de medidas cautelares para impedir la reanudación de las repatriaciones al considerar que no se habían cumplido los trámites legales en la información de los menores sobre su situación. Marlaska solo ha contado con el beneplácito de la Abogacía del Estado.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa en octubre en la Moncloa. /EFE/Zipi
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en una rueda de prensa en la Moncloa. EFE/Zipi

El ministro del Interior hasta ahora ha tirado balones fuera, atribuyendo la responsabilidad de las repatriaciones a Ceuta, a pesar de que su departamento dio el visto bueno a la operación con un correo electrónico. Marlaska no comparecerá la próxima semana en el Congreso para dar cuenta del operativo a pesar de las peticiones de la oposición.

La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha anunciado este martes que atenderán cualquier apreciación de la Justicia pero se ha mantenido firme en la legalidad de las devoluciones. “Está constatada nuestra defensa de los derechos humanos y, al igual que en el caso de Afganistán, estamos dando solución a un problema”, ha afirmado.