Las patronales catalanas quieren a Tremosa en la mesa contra el coronavirus

Las patronales catalanas reclaman compensaciones rápidas, directas y suficientes por el perjuicio causado por las restricciones o por los cierres

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre (i), y el expresidente de Pimec, Josep González (d), en una imagen de archivo. /EFE/ Quique García

Las dos principales patronales catalanas, Foment del Treball y Pimec, reclaman que los consejeros de Empresa y Trabajo de la Generalitat se incorporen a las reuniones del Procicat, el órgano que decide las medidas para contener la pandemia de coronavirus en Cataluña.

Las patronales reclaman la incorporación de estos consejeros, en especial el de Empresa, Ramon Tremosa (Junts per Catalunya), por defender posiciones más próximas a las reclamaciones de los empresarios.

Al exigir la presencia de los consejeros de Empresa y Trabajo en las sesiones del Procicat desautorizan a la consejera de Salud, la republicana Alba Vergés, que ha adoptado medidas más duras contra los sectores productivos, especialmente con el sector de la restauración. Tremosa se ha desmarcado repetidamente de las posiciones de los consejeros de ERC.

Las patronales que presiden Josep Sánchez Llibre (Foment) y Josep González (Pimec) lanzaron este martes un manifiesto para reclamar, entre otras medidas, compensaciones rápidas, directas y suficientes por el perjuicio causado por las restricciones o por los cierres.

Las patronales catalanas cargan contra un estado de alarma de seis meses

El manifiesto denuncia que la aprobación del Estado de Alarma en España durante seis meses representa una medida sin precedentes, “que da carta blanca a las administraciones públicas para prorrogar las actuales medidas e imponer otras, con el mínimo control parlamentario y sin supervisión de la sociedad civil”.

Ante esta situación, los firmantes del manifiesto recuerdan que las empresas y los autónomos no pueden cerrar de un día para otro sin sufrir graves perjuicios. Inciden en los “efectos nocivos del cierre” sobre la salud física y emocional de los ciudadanos, como la imposibilidad de hacer deporte, o de disfrutar de la cultura y del ocio.

Recuerdan que las empresas y los autónomos no han recibido ningún incentivo por parte de las administraciones para potenciar el teletrabajo, como sí ha sucedido en países de nuestro entorno.

Ante “debacle económica” de las pymes y autónomos, insisten en que las administraciones públicas deben tomar “medidas inmediatas y generosas a nivel fiscal y financiero”.

Entre estas, destacan la suspensión de todos los impuestos y tributos, así como de las cuotas de autónomos de los sectores cerrados hasta el próximo 31 de diciembre, además de una carencia sobre los préstamos bancarios hasta el cierre del año 2021.

A las autoridades sanitarias, piden que opten por el “uso masivo” de test rápidos de antígenos para detectar la Covid-19, como ha hecho recientemente Eslovaquia, país que cuenta con una población similar a la de Catalunya.

También reclaman una ampliación inmediata de la infraestructura sanitaria, recorriendo en primer lugar a la oferta privada.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.