La Navidad en Cataluña: 10 personas máximo sin contar a niños

El secretario de Salud Pública excluye a los niños del cómputo final al considerar que no son grandes contagiadores, aunque pide prudencia

Cataluña empieza a dibujar como será la Navidad en la autonomía. El secretario de Salut Pública de Catalunya, Josep Maria Argimon, ha confirmado que durante las fiestas las reuniones no podrán pasar de grupos de 10 personas, aunque no podrán proceder de más de dos núcleos familiares. 

Las reuniones podrán llevarse a cabo en Nochebuena, Navidad y San Esteban (24, 25 y 26 de diciembre). Así lo ha asegurado en una entrevista al programa Cafè d’Idees de La 2, donde ha explicado que “posiblemente” los niños queden fuera del cómputo de 10, con lo que la cifra final podría ser mayor. 

Pese a que la propuesta ha tomado forma, Argimon ha subrayado que este aspecto todavía está en debate. Salut lo decidirá entre este lunes y martes para comunicarlo al Procicat: “Realmente no son grandes contagiadores y posiblemente no deberían contar o podrían no contar, pero por otro lado está el hecho de que si abrimos parece que, bueno, ahora dos burbujas, y los niños…”. 

Argimon advierte contra la “falsa seguridad” de los test de antígenos

Las conclusiones definitivas que marcarán cómo será la Navidad tienen previstas hacer públicas esta semana unas recomendaciones específicas sobre la manera de relacionarse durante las fiestas de Navidad. Ha insistido en la necesidad de ir con cuidado en estas reuniones familiares, sobre todo con gente mayor: “Nuestro objetivo no debe ser llegar a Navidad. El objetivo es llegar a enero y febrero con unos buenos datos”.

Argimon ha advertido sobre la “falsa seguridad” que pueden dar los test de antígenos, de cara a que haya personas que se hagan estos test para poder reunirse, y ha explicado que aunque diese negativo se podría estar incubando la enfermedad, puntualizando que esa persona sería menos transmisora.

Preguntado por si las farmacias catalanas podrán realizar estos tests, Argimon se ha mostrado partidario de que lo hagan “las que puedan y quieran” cuando se apruebe su administración en ellas, pero ha apuntado que no serán muchas, porque deben tener espacios y estar equipadas, y ha concretado que las farmacias pequeñas no podrán porque hacerlo supone un frotis nasofarígeo y eso genera aerosoles.

Cataluña sigue los pasos de Valencia

La Comunitat Valenciana apuesta por restricciones bastante duras durante la Navidad para evitar un aumento de contagios en enero. La consellera de Sanitat Universal, Ana Barceló, ha propuesto al Consejo Interterritorial de Salud que se permitan reuniones de diez personas en días “señalados”: “No nos vayamos a encontrar después de las Navidades con un regalo no deseado que pudiera subir el índice de contagios”. 

La titular sanitaria de la Generalitat ha asegurado que están trabajando duro con el resto de autonomías para “unificar en todo el territorio” las medidas preventivas durante las fiestas: “Nos gustaría llegar a un acuerdo general para todas las comunidades autónomas para que no haya diferencia entre los territorios”. 

Si no hay acuerdo, se pedirá que el documento sea una recomendación para que la Comunitat pueda aplicar estas medidas restrictivas. Al respecto, ha explicado que no habría problema legal porque no afecta a ningún derecho fundamental más de los que en la actualidad ya están limitados bajo el amparo del decreto de alarma, que tiene una vigencia hasta abril.