Pedro Sánchez plantea sacar las sedes institucionales de Madrid

Esta estrategia ayudaría a que se redujera la migración interna desde las Comunidades Autónomas a la capital, pero a la larga podría implicar que recibiera menor financiación

Pedro Sánchez, en la entrevista concedida a RTVE desde Moncloa.

Pedro Sánchez, en la entrevista concedida a RTVE desde Moncloa.

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha planteado este lunes trasladar sedes institucionales que están localizadas en Madrid como una medida para afrontar el reto demográfico durante el desarrollo del acto ‘Diálogos sobre el Futuro del Trabajo’, celebrado en Santander.

Así lo ha comunicado el presidente Sánchez en unas declaraciones recogidas por Europa Press, en las que ha asegurado que, para hacer frente al reto demográfico, no solo hay que aportar por reformar la financiación autonómica sino también por la “desconcentración” de “muchas de esas instituciones públicas que históricamente han estado en Madrid“.

Sánchez se ha mostrado así en sintonía con el presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, quien ha valorado que el reto demográfico en España es uno de los grandes temas a tratar porque puede influir en el futuro del país. Así, Revilla ha considerado que la descentralización sería un elemento clave que ayudaría a potenciar que nuevas generaciones decidan finalmente no trasladarse a la capital, sede de la gran mayoría de instituciones.

Esta desconcentración, explica, tendría que estar unida al refuerzo de la red de infraestructuras, algo posible con la llegada de los Fondos Europeos que, según Sánchez, representan una oportunidad para “el progreso de todos los territorios”.

Y es que justamente la densidad de población de los territorios en España se ha vuelto un elemento clave para la recepción de fondos después de que fuera Madrid quien la semana pasada se posicionara junto con Andalucía y la Comunitat Valenciana, que pedían el nuevo modelo de financiación autonómica se basara en el número de población de cada comunidad.

Pese a que se trata de una medida a largo plazo, de surtir efecto, implicaría que con el nuevo modelo de financiación autonómica los fondos se repartirían de forma más equitativa en detrimento de Madrid que hasta el momento es la tercera comunidad autónoma más poblada de España, por detrás de Cataluña y Andalucía.