Puigdemont admite como candidato a su Parlament ‘fake’ a un ex-terrorista de Terra Lliure

El Consell per la República también acepta la candidatura de Josep Sort, número 65 de JxCat el 14-F y que prometió "hacer limpieza de españoles"

El ex-terrorista de Terra Lliure Fredi Bentanachs, en un acto político a favor de su ex-compañero Martí Marco en un acto organizado por las juventudes de ERC

La publicación de los candidatos a la Assemblea de Representants deja nombres sorprendentes. Sin filtros reales, sin control efectivo, cualquiera puede presentarse a las elecciones de Puigdemont. Es el caso de Fredi Bentanachs, ex-terrorista fundador de la extinta organización Terra Lliure, que salió de prisión en 1983.

Bentanachs fue instruido a finales de los años 70 por la organización terrorista ETA en los campos de entrenamiento que la organización tenía en Francia. Fredi Bentanachs fue detenido en 1979, acusado de pertenencia a banda armada y atraco, su comando fue desarticulado tras la muerte de Fèlix Goñi, que murió tras estallarle un artefacto que estaba manejando.

El ex-terrorista de Terra Lliure nunca se ha retractado de su pertenencia a la banda armada catalana, que pretendía conseguir la independencia de Cataluña y los llamados “Países Catalanes” de forma violenta. “No me arrepiento de nada. Nuestra lucha armada sirvió para engrosar las filas del independentismo”, explicó Bentanachs en una entrevista en Catalunya Ràdio.

En los últimos años, ha cerrado filas con Carles Puigdemont, al que reconoce como único presidente de Cataluña. Bentanachs considera que Pere Aragonès ocupa ilegítimamente el cargo, puesto que el prófugo fue depuesto “por un golpe de Estado que dio la monarquía fascista española con la ayuda del fascismo español de PP y PSOE”.

Terra Lliure estuvo activa en Cataluña entre los años 1978 y 1991. Una de sus acciones que más conmoción social generó fue el secuestro de Federico Jiménez Losantos, al que los terroristas ataron a un árbol y pegaron un tiro en la pierna. El periodista, entonces profesor, fue impulsor del famoso Manifiesto de los 2.300, en contra de una Cataluña monolingüe solo en catalán.

Josep Sort, candidato de Junts que prometió “hacer limpieza de españoles”

Otro caso es el de Josep Sort, número 65 de la lista de Junts el 14-F, que fue suspendido de militancia por prometer “hacer limpieza de españoles”. Tanto Bentanachs como Sort aparecen han sido aceptados por el Consell per la República, a la espera de que la Sindicatura Electoral –el simulacro de Junta Electoral de Puigdemont– dé luz verde definitivamente.

El caso de Josep Sort fue muy polémico, puesto que sus declaraciones tildadas de xenófobas provocaron su expulsión de la formación de Carles Puigdemont: “Junts condena y rechaza cualquier conducta política que no pase por el respeto al adversario y pueda ser ofensiva”.

En la biografía publicada en la web del Consell, Sort elude su expulsión de Junts por sus comentarios xenófobos, y se limita a decir que “dejó” la formación de Puigdemont. En el texto de su candidatura también explica que militó en el MDT y después en Catalunya Lliure, movimientos independentistas radicales, para más tarde integrarse en Reagrupament Independentista (2008).

Los insultos de Sort también fueron dirigidos contra la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. “Colau no es nada más que una puta histérica española”, exclamó por redes sociales antes de asegurar que no “merecía” ni siquiera el tuit con el que el actual candidato a la asamblea de Puigdemont insultaba a la primera edil de la capital catalana.

Rai López o Toni Albà, otros potenciales ‘diputados’

Las elecciones a la Assemblea de Puigdemont también han aceptado otros perfiles polémicos del independentismo. Entre ellos, el actor de del programa de TV3 Polònia Toni Albà, reconocido partidario de la secesión que fue suspendido del programa de la cadena pública temporalmente por llamar “puta” a Inés Arrimadas y lanzar comentarios homófobos contra Miquel Iceta.

Otro de los candidatos que forma parte de la lista es el activista Rai López, una persona reconocida por ir andando hasta Waterloo con una urna del 1-O pegada a sus espaldas para visitar a Carles Puigdemont. Es un reconocido perfil independentista de Twitter vinculado a Junts per Catalunya.

También, cargos institucionales optan a ocupar un espacio en la asamblea de Puigdemont. La presidenta del Parlament, Laura Borràs, se ha postulado en el órgano de representación del Consell per la República, pese a ser la presidenta de la Cámara catalana y, aunque es conocida por no respetar la neutralidad en la Cámara catalana.

La candidatura de todos estos cargos está aceptada de forma provisional, aunque desde su aprobación este jueves el Consell per la República ha abierto un proceso de diez días hasta su aprobación definitiva por parte de la Sindicatura Electoral, la Junta Electoral inventada por Puigdemont para dar sensación de realidad.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para estar informado con las últimas noticias sobre política en Cataluña
Sergi Ill