¿Qué ciudades vuelven al confinamiento y cuáles se lo plantean?

Segriá, Hospitalet, Zaragoza, Huesca o A Mariña son algunos de los territorios que han tenido que volver atrás en mayor o menor medida en la desescalada

Residencias de ancianos, centros sanitarios, casos importados, temporeros y fiestas. Estos son los principales orígenes de los 120 brotes de coronavirus activos actualmente en España. Desde que se suspendió el estado de alarma se han detectado 171.

Muchos de ellos han logrado controlarse mediante los métodos tradicionales de detección de casos y rastreo de los contactos. Sin embargo, ya son varias las regiones que se han visto obligadas a retroceder en la desescalada y volver a confinar a sus ciudadanos. Otras están a las puertas de aumentar sus medidas de control.

Los brotes activos afectan ya a 2.139 personas, según indicó el martes el ministro de Sanidad, Salvador Illa. El brote más preocupante por la cantidad de casos registrados y porque ya existe transmisión comunitaria se localiza en Cataluña, en la comarca el Segrià. Desde el 23 de junio se han registrado al menos 1.715 contagios.

Cataluña, zona de rebrotes

El pasado 6 de julio, la Generalitat decretó el confinamiento perimetral de la zona para, una semana más tarde, decretar el confinamiento domiciliario para los 160.000 habitantes de ocho de sus localidades. Se trata de Lleida ciudad, Alcarràs, Aitona, Seròs, Soses, La Granja d’Escarp, Massalcoreig, Torres de Segre y las entidades municipales descentralizadas de Sucs y Raimat.

El decreto ley que dará validez a este confinamiento se encuentra a la espera de que la Justicia acepte la decisión, después de que una jueza considerara que la medida era desproporcionada y que se debía pedir permiso al Gobierno. La mayoría de los brotes de esta provincia vienen de empresas hortofrutícolas y de residencias de la tercera edad, mientras que los hospitales han triplicado los ingresos. “La población tiene que quedarse en casa excepto para trabajar y para otras gestiones como ir al banco, a comprar alimentos o a cuidar de una persona enferma”, señaló la consellera de Salut, Alba Vergés.

La segunda mayor ciudad catalana, L’Hospitalet, confinada parcialmente

También en Cataluña, en los últimos días ha salido a la luz otro brote en Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad más poblada de Cataluña. Allí se han detectado varios focos con unos 300 casos, lo que ha llevado a limitar la actividad. En este caso, si bien no se ha descartado el confinamiento domiciliario a corto-medio plazo, por el momento solo se han cerrado las pistas deportivas al aire libre en parques de la ciudad para evitar contactos y se han prohibido las reuniones de más de 10 personas. 

En este caso ya hay más de un centenar de contagios. La situación más crítica se ha detectado en el barrio de La Torrassa, aunque también están afectados los barrios de Collblanc, La Florida y Pubilla Cases.

Otras ciudades catalanas han visto repuntes en los últimos días y no se descarta que hayan medidas restrictivas en caso de que no se pueda evitar la transmision comunitaria. Se trata de Badalona, Santa Coloma, Cornellà, Girona, Figueres, Manresa y en Balague.

Restricciones en Zaragoza y Huesca

El Gobierno de Aragón anunció el lunes pasado que Zaragoza y su área de influencia así como la capital de Huesca retrocedían a la Fase 2 de la desescalada. Ya se encontraban en esa fase cuatro comarcas por varios rebrotes: La Litera, Cinca Medio y Bajo Cinca (en la provincia de Huesca) y el Bajo Aragón-Caspe, (en Zaragoza). Finalmente, hay unas 870.000 personas en esta fase.

Por ahora, el gobierno aragonés apela a la responsabilidad individual, mientras que el aforo es del 50% en los locales y el 75% en las terrazas con 10 personas por agrupación. No hay franjas horarias ni limitación a la movilidad geográfica.

Los casos en Galicia

En Galicia también hay dos brotes activos que han dado lugar a medidas restrictivas. Uno en A Coruña y otro la comarca de A Mariña, en Lugo. En el segundo caso, la Xunta decidió confinar a unas 70.000 personas a raíz de la subida de los contagios tras 163 casos. Aunque el gobierno dio por controlado el brote el 10 de julio, decidió prorrogar las restricciones en Burela, Viveiro, Xove, Cervo, Foz, Barreiros y Ribadeo hasta el 15 de julio.

Ha habido medidas más focalizadas, por ejemplo, en dos edificios de Santander y Albacete. En el caso del cántabro, se detectaron hasta 15 casos en la zona de Castilla-Hermida y sus habitantes se encuentran en seguimiento convencional tras pasar días confinados. El otro se encontró en el edificio de la calle Baños de Albacete tras los contagios de cinco personas de una misma familia. 

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.