Qué ocurrirá con el brexit tras la victoria de Boris Johnson

El Partido Conservador del primer ministro Boris Johnson ha ganado las elecciones en Reino Unido con mayoría absoluta, tras conseguir 364 diputados

El Partido Conservador del primer ministro británico Boris Johnson ha ganado las elecciones en Reino Unido y ha conseguido recuperar la mayoría absoluta que perdió en los anteriores comicios. Con este resultado, Johnson contará con apoyos suficientes para cumplir su promesa electoral de “llevar a cabo el brexit”.

Los conservadores han mejorado en 66 escaños sus anteriores resultados y contarán con 364 parlamentarios en la Cámara de los Comunes. Se trata del mejor resultado para el partido desde 1987, cuando Margaret Thatcher consiguió la reelección con 376 diputados, y permitirá la aprobación del acuerdo al que llegó con la UE para el Brexit.

Boris Johnson ha asegurado tras conocer el resultado que ahora será capaz de “llevar a cabo el brexit” el próximo 31 de enero sin la amenaza de un segundo referéndum y que esa es la decisión “irrefutable e inapelable” del pueblo británico. El primer ministro volverá a intentar la próxima semana que el Parlamento británico apruebe su acuerdo con la UE para el brexit, según The Guardian.

Esta victoria conservadora se ha fraguado gracias al retroceso del Partido Laborista en sus principales feudos en el norte del país, conocidos hasta ahora como the red wall (en castellano, el muro rojo), y en Escocia, aunque manteniendo el control sobre el área de Londres, Gales y el noreste. Los laboristas han conseguido su peor resultado desde 1935, con 203 parlamentarios, 42 menos que en 2017.

Este retroceso laborista ha motivado que su líder, Jeremy Corbyn, haya anunciado que no volverá a presentarse a unas elecciones al frente del partido dado que, pese a haber conservado su escaño, el resultado pone en cuestión su liderazgo. Un destino similar ha corrido la liberaldemócrata, Jo Swinson, que perdió su escaño ante una candidata nacionalista escocesa y, con él, el liderazgo de su partido.

El contrapunto a la mayoría absoluta conservadora lo representan el nuevo avance electoral del Partido Nacionalista Escocés (SNP), que ha conseguido 48 de los 59 parlamentarios de este territorio, y del nacionalismo irlandés, que ha superado por primera vez en diputados a las fuerzas unionistas de Irlanda del Norte.

En Escocia, la ministra principal y líder del SNP, Nicola Sturgeon, ya ha avanzado que pedirán un segundo referéndum sobre la independencia tras conseguir el 81% de los escaños a su alcance. En Irlanda del Norte, el triunfo de las 2 fuerzas proirlandesas, Sinn Féin, y el socialdemócrata SDLP y de los europeístas de Alliance ha restado 2 escaños a los unionistas del DUP.

Estas son las seis principales consecuencias para Reino Unido y para el Brexit de los resultados de las elecciones británicas del 12 de diciembre.

El Partido Conservador podrá gobernar en solitario

El resultado de las elecciones coloca al Partido Conservador ante la posibilidad de poder aplicar su programa sin necesidad de contar con apoyos externos, como en la anterior legislatura. Del mismo modo, el espaldarazo para Boris Johnson que supone la mayoría absoluta hace menos probable que sus diputados le traicionen, como ha sucedido durante el proceso del brexit.

Más allá de los escándalos que del primer ministro durante la campaña, su partido ha conseguido debilitar a sus rivales laboristas hasta el punto de forzar la retirada de su líder. En su discurso tras conocer los resultados, Johnson ha prometido que los conservadores van a cambiar su forma de actuar para defender los intereses de las comunidades tradicionalmente laboristas que le han dado su voto. 

El Parlamento aprobará probablemente la próxima semana el acuerdo con la UE

La mayoría absoluta de los conservadores puede entenderse como un respaldo a su promesa de conseguir salir al fin de la UE. “Con este mandato y esta mayoría podremos conseguir hacer realidad el brexit, porque estas elecciones significan que esa meta es la irrefutable, irresistible e inapelable decisión del pueblo británico”, ha afirmado Johnson en declaraciones recogidas por The Independent.

Por ello, el primer ministro volverá a intentar la próxima semana que el Parlamento británico apruebe su acuerdo con la UE para el Brexit, según The Guardian. El presidente del Consejo Europeo, el belga Charles Michel, le ha felicitado por su victoria, recordándole que “la UE negociará para conseguir una cooperación estrecha en el futuro” y que espera “que se vote el acuerdo cuanto antes”.

De hecho, los jefes de Estado y de Gobierno de la UE están reunidos este viernes en Bruselas, donde intentarán aprobar una declaración sobre la futura relación con Reino Unido, centrada en que Londres respetará los estándares comunitarios a nivel ambiental, laboral y de ayudas estatales para mantener la competencia entre empresas europeas y británicas, como señala la cadena irlandesa RTÉ.

La opción de un segundo referéndum desaparece

Los pobres resultados del Partido Laborista no solo han supuesto que su líder Jeremy Corbyn renuncie a presentarse a otras elecciones, sino que con él se van también las últimas esperanzas de que se celebre un segundo referéndum sobre el brexit, como defendía el programa electoral laborista.

La polarización de la campaña electoral sobre la cuestión del brexit ha penalizado a los laboristas, que no han defendido una postura clara ante la salida de la UE. Del mismo modo, las propuestas de Corbyn, que suponían un giro a la izquierda en el programa laborista, no han conseguido el respaldo de sus feudos tradicionales en el norte del país.

La opción de parar el Brexit ha demostrado tener pocos apoyos 

Del mismo modo que el retroceso laborista cierra la puerta a un segundo referéndum, los tibios resultados de los liberaldemócratas revelan la escasa fuerza electoral de los votantes europeístas británicos. El Partido Liberal Demócrata ha conseguido 11 parlamentarios, 1 menos que en 2017, y precisamente ese escaño perdido es el de su hasta ahora líder, Jo Swindon, que llevaba 12 años en la cámara.

Swindon se ha visto forzada a dimitir como máxima representante de su partido al perder su asiento en el Parlamento de Londres. Su lugar lo ocupará la candidata nacionalista escocesa Amy Callaghan, que se impuso a Swinson por 149 votos. A partir de ahora, sir Ed Davey y la baronesa Sal Brinton liderarán a las menguantes fuerzas proeuropeas en la Cámara de los Comunes.

El Partido Nacionalista Escocés reclama un segundo referéndum 

Precisamente, los resultados se leen de forma muy diferente en Escocia que en el resto del país. De los 59 escaños en liza, el SNP ha conseguido 48, 13 más que en 2017, lo que ha motivado que la líder del partido y ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, pida un segundo referéndum de independencia, como recoge Financial Times.

“Esta es una noche excepcionalmente buena para el SNP”, ha asegurado Sturgeon. “En Reino Unido, el resultado es bastante desalentador, pero muestra los caminos opuestos en los se encuentran que Escocia y el resto de Reino Unido”. El programa del Partido Conservador promete rechazar cualquier nuevo referéndum, lo que puede ser un foco de conflicto en esta legislatura.

En Irlanda del Norte, los partidos de la reunificación consiguen más representantes

Mientras, en Irlanda del Norte los resultados electorales muestran otro cambio histórico que difiere del resultado a nivel estatal. De este modo, por primera vez los partidos nacionalistas irlandeses tendrán más representantes en Westminster que los unionistas, con los 7 escaños del Sinn Féin y los 2 del SDLP superando a los 8 parlamentarios del Partido Demócrata Unionista (DUP).

“Desafortunadamente, ningún parlamentario irlandés podrá frenar el brexit”, ha asegurado la presidenta del Sinn Féin, Mary Lou McDonald, en declaraciones recogidas por The Journal. Sin embargo, la mayoría proirlandesa supone un síntoma en uno de los territorios que se verán más afectados por el brexit.

Noticia original: Business Insider

Autor: Adrián Francisco Varela