Roche Farma echará a 120 empleados en España para reformar su modelo de negocio

La farmacéutica prepara un gran ERE para acometer una transformación que le llevará a un modelo centrado en la investigación científica

La crisis del coronavirus ha acelerado los planes de reestructuración de la farmacéutica Roche Farma. La dirección de la multinacional suiza ha anunciado un despido colectivo que afectará a 120 empleados de la plantilla española que trabajan en los centros repartidos por la Comunidad de Madrid. Un paso más para reformular todo su modelo de negocio. 

La compañía ha iniciado ya las negociaciones con los sindicatos para poner en marcha en los próximos meses un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que repercutirá sobre más de un 10% de la plantilla. El objetivo inicial es ofrecer salidas en forma de prejubilaciones y de bajas voluntarias con indemnización para paliar el golpe de los despidos.

Comisiones Obreras ha comunicado hoy que tratará de garantizar una transición adecuada para preservar las condiciones laborales del resto de empleados que continuarán vinculados a la empresa durante su nueva transformación. “La historia de Roche y su fuerte posición en los mercados donde opera no se han producido durante estos años sin la participación de su plantilla”, han defendido fuentes del sindicato.

Roche Farma quiere convertirse en un aliado científico

Los recortes en la plantilla responden a un cambio en el modelo de futuro de la farmacéutica que tendrá consecuencias directas en la producción y organización del negocio. La crisis sanitaria de la Covid-19 ha impulsado a la dirección a buscar un nuevo hueco en el mercado para convertirse en un aliado científico del sistema sanitario.

Roche Farma persigue adaptarse a los cambios científicos y tecnológicos que están transformando el sector farmacéutico, que ha dejado de ser una actividad centrada exclusivamente en el suministro de medicamentos para combatir las enfermedades y ofrecer servicios directamente a los pacientes. 

El cambio del modelo de negocio implicará la creación de un nuevo departamento encargado de buscar “soluciones sanitarias” bajo un punto de vista científico. Una división que relegará a las actuales ventas comerciales.

La compañía seguirá trabajando en el mercado español con el objetivo de identificar las principales necesidades sanitarias que tiene cada comunidad autónoma, en busca de oportunidades de negocio. 

La pandemia de coronavirus ha puesto en evidencia el peso fundamental que tienen las grandes farmacéuticas en la investigación y los tratamientos sanitarios en épocas de crisis sanitaria. Más de una decena de compañías han alcanzado la última fase de investigación de la vacuna contra el coronavirus en un tiempo récord, movilizando a decenas de miles de voluntarios en todo el mundo.

En España el peso ha recaído fundamentalmente en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que concentra tres grandes estudios, todavía en fases preliminares con animales.