Suspenden el Primavera Sound 2021 por el miedo a las restricciones

Los organizadores del festival de Barcelona posponen los conciertos de este verano ante la incertidumbre por las medidas sanitarias de la Covid-19

Ambiente en la jornada de clausura del Primavera Sound, de 2019 en el Parc del Fòrum de Barcelona. EFE/Alejandro García

Ambiente en la jornada de clausura del Primavera Sound, de 2019 en el Parc del Fòrum de Barcelona. EFE/Alejandro García

Los organizadores del festival Primavera Sound de Barcelona han decidido suspender todos los conciertos previstos para el verano de 2021 y posponerlos hasta el año siguiente, como consecuencia de la pandemia de coronavirus. La incertidumbre sobre el avance de la Covid-19 y las posibles restricciones sanitarias han tumbado por segundo año consecutivo la popular cita musical.

Los espectáculos musicales estaban previstos para la semana del 2 al 6 de junio, cuando se pensaba celebrar el vigésimo aniversario del festival masivo, pero los datos epidemiológicos sobre el coronavirus a nivel mundial han echado por tierra cualquier posibilidad. “Aunque dolorosa, sabemos que es la decisión correcta, especialmente para los que tenéis que planear vuestro viaje con antelación”, han expresado los organizadores.

La dirección del Primavera Sound ha tratado de explorar todas las fórmulas posibles para reanudar su actividad en el 2021, sin embargo no han logrado dar con una salida, justo cuando España afronta una fase de estabilización tras el impacto de la tercera oleada de contagios.

Los organizadores fueron uno de los colectivos que estuvo detrás del concierto piloto que se realizó en la Sala Apolo de Barcelona para validar la eficacia del los test de antígenos para el desarrollo de espectáculos musicales en un entorno de seguridad. La prueba en la que participaron 463 personas se saldó sin ningún infectado, pero es difícil ponerla en contexto con un festival de grandes masas.

Una persona accede a la Sala Apolo en el concierto piloto para estudiar los conciertos en un contexto de pandemia. EFE

“El vigésimo aniversario de Primavera Sound se merece una fiesta como las de antes, y las condiciones a nivel global no hacen prever que algo así pueda suceder este verano. Al menos no de una forma en la que podamos vivir la experiencia completa”, han justificado.

El Primavera Sound cerró su edición del año 2019 con un récord de participación, después de lograr congregar a más de 220.000 personas en los distintos conciertos. El éxito de algunas actuaciones como la de Rosalía catapultó al festival que comenzó a explorar nuevas vías de negocio como expandirse con una nueva sede en Los Ángeles.

La organización ha repetido el mismo modus operandi que en la cancelación del 2020. Ofrecerá a los clientes la posibilidad de mantener sus entradas para los eventos del año siguiente o bien recuperar su dinero a partir del 2 de junio, cuando se desvelará el cartel de artistas de la siguiente edición. “Sentimos mucho todas las molestias y la decepción que esto pueda causar. Os lo compensaremos doblemente en 2022. Porque sí, de verdad, volveremos a bailar juntos… y como nunca antes”, han subrayado.

Barcelona protagoniza una nueva oleada de cancelaciones

El avance del coronavirus y el margen de tiempo que implica la campaña de vacunación a escala masiva han conducido a la ciudad de Barcelona a una segunda oleada de cancelaciones, después de la supresión de todos los eventos, conciertos o grandes congresos que se programaron para el verano del 2020.

Fira Barcelona ya ha decidido posponer por segundo año consecutivo la feria Alimentaria, que se ha trasladado hasta el mes de abril de 2022, debido a las condiciones epidemiológicas de Cataluña en el primer tramo del año. El encuentro se celebra cada dos años y reúne a más de 150.000 asistentes, un volumen difícil de encajar en el actual contexto de la pandemia de Covid-19.

También sigue en el aire la celebración del Mobile World Congress de Barcelona, uno de los eventos de tecnología más importantes de todo el mundo que debe arrancar el 28 de junio. Los organizadores todavía no se han echado para atrás, pero la presión de las empresas ya provocó que los actos se suspendieran en 2020. Un escenario que podría volver a repetirse. La cancelación del año pasado desató una tormenta política, en un momento en el que todavía no se tenía tanta información sobre la Covid-19.

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.