Los analistas desconfían de la recuperación de Aena tras el coronavirus

HSBC y Bankinter señalan que los efectos de la pandemia seguirán haciendo mella en la compañía

Jornada nefasta para Aena. El gestor aeroportuario ha recibido en lo que va de lunes dos malas previsiones por parte de los analistas. HSBC ha recortado su valoración por el impacto del coronavirus y desde Bankinter han augurado una caída de ingresos por la renegociación de los alquileres.

Respecto al primer punto, los analistas del banco han recortado el precio objetivo de la cotizada española por la evolución de la situación epidemiológica en el corto plazo, marcado por la continuidad de las restricciones a la movilidad de los pasajeros nacionales e internacionales.

A este respecto, hay que apuntar que la propia Aena publicó hace dos semanas sus datos de tráfico de pasajeros al cierre de 2020. Las cifras, como era de esperar, fueron muy negativas: el gestor aeroportuario registró casi 200 millones menos de pasajeros en el pasado año, o lo que es lo mismo, una caída del 72,4% respecto a 2019.

“Malas noticias” por la renegociación de alquileres

Otro de los puntos de Aena analizados por el mercado son los ingresos por los alquileres. Este medio ya publicó que Aena daba por incumplida las previsiones de ingresos para 2021 en lo que respecta a su trabajo como casero. La compañía adelantó que renegociaba los alquileres con algunos de sus inquilinos.

Este lunes, el diario Expansión publica que el gestor aeroportuario ha propuesto reducir un 50% la renta a sus tiendas 15 meses. El planteamiento pasa por rebajar a los operadores el alquiler mínimo garantizado hasta el próximo mes de septiembre de 2021.

Según los analistas de Bankinter, se trata de una “mala noticia” para Aena, porque vería reducidos sus ingresos comerciales en unos 470 millones durante los próximos 15 meses. “De confirmarse finalmente la medida, tendría un impacto negativo del -2% en valoración”, explican los analistas.

Las rentas de Aena ya se redujeron durante los primeros compases de la pandemia del coronavirus. El retroceso fue de aproximadamente 180 millones de euros, según las últimas cuentas trimestrales presentadas ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).