Aena ya incumple sus objetivos para 2021: no llegará a los 750M en alquileres

La compañía aeroportuaria descarta su previsión para este año ante la anémica recuperación del sector

El sector aéreo seguirá notando la crisis del coronavirus este 2021 pese a la llegada de la vacuna. Es lo que concluyen distintas entidades del sector, así como las empresas más representativas. Aena, el gestor aeroportuario que cuenta con 48 aeropuertos en España, también es consciente de que los niveles de tráfico de viajeros tardarán en ser los habituales, por lo que ya negocia con los inquilinos de sus aeropuertos para una rebaja de los alquileres este 2021.

De momento, el objetivo de ingresar 750 millones de euros por los arrendamientos a tiendas libres de impuestos, restaurantes o empresas de alquiler de coches está en revisión. En la compañía presidida por Maurici Lucena entienden que dicha cifra se terminará rebajando, ya que en este año vuelven a negociar con sus inquilinos sobre las condiciones de arrendamientos.

Fuentes del sector rent a car, una industria muy ligada al turismo y muy presente en la mayoría de plazas de Aena, trasladan a Economía Digital que una de las condiciones que se ha puesto sobre la mesa durante las actuales negociaciones es reducir el pago de alquileres en proporción a la actividad que registrarán durante los próximos meses los distintos aeropuertos de Aena.

Aena, por su parte, ha confirmado a preguntas de este medio que sí negocia con sus inquilinos, aunque ha evitado dar más detalles. Los ingresos por alquileres, enmarcados dentro de las Rentas Mínimas Anuales Garantizadas (RMGA), son la segunda fuente más importante para la compañía y representan más del 40% de la facturación global.

Dichas rentas, atendiendo a la letra pequeña de los acuerdos (duración del contrato, compromisos de inversión, rango de productos, etc.), ya se redujeron durante los primeros compases de la pandemia, en aproximadamente 180 millones de euros, según las últimas cuentas trimestrales presentadas, por el duro confinamiento impuesto durante el estado de alarma en la primera ola.

Sin embargo, durante el mes de julio la compañía actualizó sus objetivos. Además de asegurar que para 2021 ingresaría 750,3 millones en alquileres, la compañía también dio previsión para 2022 (743,3 millones), 2023 (623,9millones) y 2024 (573millones).

Las cifras de tráfico aéreo

Las cifras de tráfico aéreo cosechadas a lo largo del año por parte de Aena, al igual que el resto de aeropuertos de Europa, no han sido buenas. A la espera de las cifras de cierre de 2020, los datos de noviembre mostraron que los aeropuertos de su red cerraron el mes con 2.913.072 pasajeros, un 84,1% menos que en el mismo mes del año pasado.

La caída, fruto de la continuidad en las restricciones a la movilidad por la propagación del coronavirus, se concentró sobre todo en el aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat. Con 341.502 pasajeros en el mes de noviembre, la infraestructura ubicada en Cataluña se anotó una caída del -90,7% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Las últimas previsiones para la industria son de esta semana y han sido proporcionadas por Eurocontrol. La organización europea encargada de la seguridad de la navegación aérea cree que los primeros meses de este 2021 continuarán estando marcados por una actividad aérea muy por debajo de los niveles prepandemia.  La entidad no ve brotes verdes hasta el año 2024.

Aena, libre para incumplir sus compromisos de deuda

La crisis del coronavirus también ha llevado a Aena a negociar sus compromisos financieros con la banca. El pasado 3 de diciembre logró que sus acreedores le exoneraran de sus obligaciones relativas a su deuda durante el próximo año y medio.

De acuerdo al comunicado lanzado ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Aena consiguió que el Banco Europeo de Inversiones (BEI), el ICO, FMS Wertmanagement y Unicaja acordaran una dispensa del cumplimiento de los requisitos financieros (covenants) hasta junio de 2022.

Ante la más que probable opción de que el gestor aeroportuario no cumpliera este 2020 con la banca, Aena ya avanzó meses atrás que necesitaba negociar con las entidades financieras para la obtención de una dispensa temporal de estos covenants, que en esencia son la obligación de cumplir con determinadas ratios financieras relativas al resultado de explotación y a la deuda.

No respetarlas supone enfrentarse a una posible resolución anticipada del acuerdo de refinanciación o a la renegociación con condiciones ventajosas para el acreedor.