Las Ultraboost fueron las primeras zapatillas de Adidas fabricadas con plástico reciclado recuperado del océano. Fotografía: Adidas.
stop

La compañía de ropa y calzado deportivo lleva años investigando cómo reducir el uso de plástico que utiliza en sus zapatillas y prensas de ropa deportiva

Nacho Palou

Las Ultraboost fueron las primeras zapatillas de Adidas fabricadas con plástico reciclado recuperado del océano. Fotografía: Adidas.

Madrid, 17 de julio de 2018 (07:00 CET)

En 2016 Adidas anunció su intención de fabricar algunas de sus prendas deportivas y de desarrollar nuevos materiales a partir del plástico vertido en los océanos como sustituto de los materiales plásticos. En 2017 produjo un millón de pares de zapatillas deportivas con ‘plástico oceánico’, cifra que llegará hasta los 11 millones cuando finalice el presente año.

A pesar de la magnitud aparente esa cifra representa únicamente el 3 por ciento de su producción anual. El problema es que prescindir del plástico nuevo en favor de tejidos desarrollados a partir de plástico reciclado no es barato. De hecho es más caro reciclar plástico que fabricar plástico nuevo.

Timberland también explora las posibilidades de ‘fundir basura de plástico’ para fabricar ropa

En declaraciones recogidas por Fortune Eric Liedtke, director global de la marca Adidas, asegura que el poliéster reciclado "es actualmente entre un 10 y un 20% más caro que el poliéster nuevo", por lo que la compañía "no puede hacer la transición del poliéster nuevo al poliéster fabricado con plástico reciclado "de la noche a la mañana". El ejecutivo confía sin embargo que el precio del poliéster fabricado con plástico reciclado se reduzca "a medida que los proveedores los en mayor cantidad."

Zapatillas de deporte biodegradables que desaparecen en 36 horas

Además del plástico reciclado Adidas ha explorado otras posibilidades para reducir la basura plástica. Recurriendo a un nuevo material llamado Biosteel, creado por la compañía alemana Amsilk, la compañía has desarrollado unas zapatillas de deporte biodegradables que una vez desechadas desaparecen en 36 horas. 

De momento las zapatillas biodegradables no han pasado de la fase de prototipo

De este modo sería el usuario quien hiciera "desaparecer", al menos en parte, el producto una vez ya no es útil: en ese momento bastaría con colocar la zapatilla en un recipiente con agua y verter en él una enzima que inicia una reacción química que desintegra la zapatilla en día y medio. 36 horas después basta con vaciar el agua del recipiente para que la zapatilla disuelta se vaya por el desagüe.

El Biosteel no está basado en combustibles fósiles y contribuye a reducir la ‘basura plástica’ que amenazan los océanos aunque, de momento, esas zapatillas fabricadas con Biosteel no han pasado de la fase de prototipo.

Timberland también explora ‘fundir basura de plástico’ para fabricar ropa

La colección de ropa Timberland x Thread, anunciada el año pasado, utiliza las botellas de plástico que hay tiradas por las calles y en los vertederos de Haití como “materia prima” a partir de la es posible fabricar tejidos sintéticos de tipo loneta.

El tejido resultante de fundir basura de plástico se utiliza para fabricar ropa, calzado, mochilas y bolsos, cojines, estuches y bolsas de tela. Según la compañía la colección Timberland x Thread va “más allá de la sostenibilidad medioambiental."

La colección Timberland x Thread utiliza tejidos sintéticos de tipo loneta a partir de ‘basura plástica’

"Esta iniciativa no solo convierte una plaga ecológica en un recurso útil que además proporciona beneficios sociales y ofrece oportunidades de trabajo en uno de los países más pobres del planeta", aseguran en referencia al hecho de que en Haití numerosas personas viven de recoger las botellas de plástico que hay tiradas por las calles para después venderlas en los centros de recogida del país donde las botellas se limpian y se trituran resultando en plástico listo para volver a usar, incluyendo su conversión a tejidos sintéticos como el poliéster.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad