Adiós a los teléfonos móviles con subvención

stop

TELEFONÍA MÓVIL

El recinto del Mobile World Congress.

03 de marzo de 2012 (21:06 CET)

Una de las quejas más repetidas en los últimos años por las operadoras españolas es que el modelo de telefonía móvil del país es insostenible. Según la patronal de las telecomunicaciones Ametic, España es el segundo país de la Unión Europea con más smartphones.

Pero la comercialización de los terminales va ligada al bajo precio al que se pueden adquirir. Un modelo de subvención impulsado por las propias operadoras como un capítulo más en su guerra por aumentar la cartera clientes que ahora quieren terminar. La primera en poner el cascabel al gato ha sido Movistar.

Desde el jueves pasado, la compañía ya no ofrece terminales por cantidades casi regaladas a los nuevos clientes. Así lo anunciaron los directivos de la multinacional en el congreso de móviles que se celebró en Barcelona, el Mobile World Congress (MWC). Un golpe de timón a la estrategia de negocio que llega casi cuatro meses después de reordenar y rebajar tarifas.

Vodafone se ha sumado, parcialmente, al nuevo camino que han iniciado. En el mismo MWC, los directivos de la operadora roja anunciaron que los precios de las tarifas dependerán de si van ligados a la subvención de un smartphone o no. En el segundo caso, los usuarios pagarán casi un 25% menos a quienes no soliciten un nuevo teléfono móvil en las tarifas más altas.

Financiación con La Caixa


Ahora, los que quieran un nuevo terminal de última generación tendrán que pagar su precio íntegro. Para evitar que sólo un segmento de la población pueda tener un smartphone, la misma operadora ha anunciado que ofrece un programa de financiación a través de la financiera Finconsum de La Caixa.

Los clientes podrán pagar por su terminal desde 10 euros en un máximo de 18 meses. A diferencia del modelo anterior, esta vez los usuarios tendrán claro cuánto pagan mensualmente por su teléfono. La operadora no asume los costes de la financiación, pero mientras dure, los clientes no podrán cambiar de compañía.

Movistar y Vodafone son las grandes perdedoras en los programas de portabilidad. Según datos de Yoigo, la filial del grupo nórdico TelaSonera, ellos son los principales tractores de los usuarios junto a Orange. Por ello, la compañía francesa no se ha sumado al cambio de rumbo que han dado las dos grandes del sector.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad