stop

El diseño de las tiendas Apple, con enormes cristaleras, exponen a temperaturas extremas a los productos de exposición que dan señales de alarma

Madrid, 20 de agosto de 2017 (10:27 CET)

Un fiel seguidor de la marca Apple entró en pánico esta semana cuando curioseaba la mesa de tablets en la Apple Store de la Puerta del Sol en Madrid. Eran las 18:00 horas y los propios equipos de Apple marcaban la temperatura exterior: 37 grados.

Una de las tabletas de exposición en las mesas de madera de Apple mostraba, en negro, un mensaje de alarma bajo la imagen de un termómetro en rojo: “La temperatura del iPad debe reducirse antes de que puedas usarlo. Emergencia”. Otros dos móviles se habían apagado por las altas temperaturas. 

“Es producto del recalentamiento, porque el sol entra directamente a través de las cristaleras en la tienda de Apple de Puerta del Sol. Casi todas las tablets, menos una que le daba sombra, estaban en situación de emergencia”, explica el usuario.

Dos días después acudimos a las 17:00 horas a la Apple Store de Madrid para certificar si el problema de las tabletas sobrecalentadas fue un asunto puntual. El sol entra directamente en una parte de la mesa de tabletas, mientras el resto permanece en la sombra.

El iPad que más directamente recibe los rayos solares está en emergencia. “No pasa nada. A veces se recalientan pero es normal”, intenta calmar uno de los trabajadores de la Apple Store de Madrid. El equipo está muy caliente.

La Apple Store expuesta al Sol en Madrid.

Las enormes vitrinas sin persianas calientan los equipos de la Apple Store en Madrid.

A pesar de que el aire acondicionado de la tienda sale con fuerza, en el establecimiento no mantienen una temperatura poco confortable. Ningún cliente aguanta los rayos solares directos junto a los enormes ventanales, diseñados para que todos los transeúntes de la Puerta del Sol se sientan tentados a entrar en el moderno establecimiento.

Apple incumple sus propios consejos

La compañía expone sus productos a condiciones que ella misma desaconseja para el resto de usuarios. En la web oficial de soporte técnico, Apple hace un par de advertencias básicas: no dejar el dispositivo dentro del coche los días calurosos y no dejar “el dispositivo expuesto a la luz solar directa durante un largo período de tiempo”.

Apple pide al consumidor que no exponga el producto al sol pero achichara las tablets frente a sus cristaleras de sus tiendas

Las tabletas y los teléfonos móviles de Apple comienzan una desactivación de sus funciones cuando alcanzan temperaturas elevadas. Los equipos dejan de cargarse aunque estén conectados a la red eléctrica, la pantalla se atenúa, muestra el mensaje de emergencia y, posteriormente, se apaga. Las antenas de telefonía entran en estado de bajo consumo y el flash de la cámara se desactiva.

“Una exposición de unos diez minutos al sol puede ser suficiente para que el equipo se recaliente, pero los sistemas de seguridad hacen que el equipo se enfríe al inutilizar parte de sus funciones”, explica en un extrabajador de servicio técnico.

La política comercial de las grandes cadenas de distribución es la venta de todos los equipos de exposición, incluidos aquellos que son tocados y probados por todos los usuarios y los que se recalientan ante las hermosas cristaleras como las de Apple. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad